Falleció hace apenas unos meses, el 15 de septiembre, pero Andrés Sardá sigue presente en las pasarelas. Fue uno de los grandes diseñadores y creadores de la moda de lencería, por eso, no es de extrañar que, en la segunda jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, se le rinda homenaje.

El estilo va en la sangre: las 10 parejas de hermanas que mejor visten

Lorenzo, Mascó, Blume y  Klein rinden homenaje a Sardá

Sardá

Emocionante. Delicado. Conmovedor. Eran las palabras que circulaban alrededor de sus creaciones y con las que se podría definir el homenaje que su hija- Nuria Sardá, al frente desde 2008 de la emblemática firma de ropa- le quisó dar ayer. Un breve silencio se instauró al inicio del desfile. ‘Andrés Sardá. Tribute’ se podía leer en las grandes pantallas. Un minuto después, la música tomaba una impecable presencia.

De pronto, cuatro grandes modelos, iconos de los años 90, subían a la pasarela. Vanesa Lorenzo, Judit Mascó, Verónica Blume y Martina Klein espectaculares -como siempre- con peineta y mantilla, recordando a los orígenes de la marca, a los primeros diseños de Sardá.

Así, modelo tras modelo fueron recordando las etapas más emblemáticas y creaciones del diseñador. La música iba ganando ritmo, cambiando de década, hasta llegar a la actualidad.  Llegamos a las nuevas creaciones, a las tendencias que llevaremos las próximas estaciones. Prendas donde la sensualidad y los colores toman protagonismo. Pero esto no quedaba así. No.

Espectacular homenaje

Vanesa Lorenzo

Ellas, supermodelos icónicas, que tenían una estrecha relación con el diseñador y que mantienen un vínculo con la firma y las creaciones… regresaban a su hábitat natural. A la pasarela. Para poner el broche final. ¿Quién mejor que ellas? Retiradas de profesión o alejadas de los medios, al frente de las pasarelas unidas bajo el mismo sentimiento. De esta forma, de encaje y con coloridas faldas de tulipa de tonos rosas y rojizos, tomaban el escenario.

Los aplausos no cesaban en uno de los desfiles más conmovedores de la jornada. Junto a ellas, Nuria Sardá daba las gracias sobre la pasarela. Se despedían y lo único que quedaba era el nombre y la imagen de Sardá.