La fantasía, el folclore y el color se han hecho un hueco muy especial en la capital. Nada más y nada menos que en la misma Puerta de Alcalá se encuentra Patio de Leones. Esta taberna vanguardista y fuera de lo común llega con fuerza para impresionar a todo aquel que disfrute de sus encantos. Y es que en Patio de Leones todo es magia, sabor y tradición desde una perspectiva cósmica nunca vista.

Su estética no puede ser más alucinante. Sin duda deja atónitos a todos sus visitantes. Y es que en Patio de Leones cada detalle suma a crear una ámbiente único y arrebatador. 

Empezando por su grandioso mural de azulejos amarillos y azules que hacen un recorrido por la historia de las artes de nuestro país. Todos los iconos artísticos que te puedas imaginar tienen cabida en este maravilla de obra que recorre las escaleras del local. Su autor, Sergio Mora, ha querido plasmar «su magia surrealista y pintoresca, sus maravillosas contradicciones, su espíritu festivo y su extraordinario sentido del humor». Nuestros genios universales con ADN español (como Dalí, Picasso, Buñuel, Valle-Inclán o Paco de Lucía) que, en palabras de Mora, «han trascendido nuestras fronteras para hacer que nuestra alma sea cósmica y eterna». 

Grandes carteles que evocan a peculiares flamencas con toques mágicos y atrevidos recorren las paredes del local.

Su enorme altavoz vanguardista y su cabina de Dj con forma de plaza de toros es una declaración de intenciones de lo que se pretende vivir en Patio de Leones. Una intensa vida nocturna que no dejará indiferente a nadie. 

Pero en Patio de Leones no todo es arte y música. Su oferta también es gastrocósmica y esta basada en una carta sencilla y consagrada al producto 100% nacional. 

Aquí van unidas de la mano productos y recetas clásicas de todo el país. Su carta es como viajar por España bocado a bocado. Mojama de atún de Cádiz, cecina veteada de vaca de León, anchoas de Santander, quesos manchegos, gambas de Huelva, gazpacho andaluz, pulpo a la gallega o callos a la vizcaína. También están representados los grandes éxitos de la cocina castiza: gildas de piparras, croquetas cremosas de cocido, patatas bravas con mayonesa verde, chapata de calamares picantes y de ropa vieja, tortilla de patatas hecha al momento, gambas al ajillo, guisos de tronío —como por ejemplo el rabo de toro al vino tinto, unas sabrosísimas albóndigas de ternera, callos con chorizo y, cuando haga frío, cocido completo— y una tarta de queso con salsa de madroños.

Los amantes del clásico desayuno con churros ya tienen nueva referencia. En Patio de Leones se ofrece desde las 7:30 de la mañana hasta las 11:00 horas, un chocolate espeso acompañado de churros elaborados en el momento y de manera 100% artesanal por un maestro churrero. En su oferta para comenzar el día con fuerza también encontramos tostadas de pan de hogaza (de cereales o integral) con mantequilla y mermelada o con jamón ibérico y tomate, bollería casera o granola con yogur griego y frutos rojos.

Un lugar para visitar, disfrutar y saborear. Canallas, artistas y locos por la gastronomía ya tienen una parada obligada en el corazón de la capital. 

Lo bueno: Carta sencilla y sabrosa. Mas de 500 referencias de vino, un vermut edición especial de Martini creado para Patio de Leones y una cerveza San Miguel, de fermentación baja que se sirve fresca, directamente de un barril de 1.000 litros, como en fábrica. Completan la oferta una gama de cócteles de inspiración madrileña y una excelente selección de destilados ultrapremium.

Lo mejor: Estética impactante con secretos que debes descubrir. 

Precio medio: 25-30 € por persona.

Dirección: Serrano, 1. Madrid. Teléfono: 651 555 000 

@Mysevendays