Es momento de disfrutar esa ansiosa luna de miel que lleváis tanto tiempo pensando. No hace falta que os compliquéis mucho, ya que eligiendo uno de estos destinos, vuestro gran viaje se convertirá en la mejor experiencia de pareja. ¿A qué esperáis? ¡Estos destinos son maravillosos!

Bali, la llamada «isla de los dioses»

Bali se ha convertido en un destino muy deseado. Es difícil resistirse a su antigua y exótica cultura unida a sus paisajes de montaña y playas de aguas cristalinas. Todo en un reducido espacio, pero amplio en las experiencias que ofrece. La temperatura suele ser cálida todo el año y es un lugar seguro, donde te conquistará la amabilidad de sus gentes.

Isla verde, con selva, lagos, cascadas, volcanes y playas de aguas turquesas…

Sus plantaciones de arroz; sus más de 10.000 templos, entre ellos el de Besakih; la selva y el lago Batur; el volcán Agung; la capital Denpasar; Ubud y la Reserva Sagrada del Bosque de los Monos; y sus espectaculares playas de arena blanca, como en la animada zona de Kuta o las más tranquilas de Sanur, UluWatu, Kerobokan y Canguu.

Islas Griegas, un paraíso de mar intenso y casitas blancas

Los recién casados se sienten muy atraídos por las islas. Hay más de 2.000 para elegir, aunque solo 200 están habitadas. Las más icónicas son las del archipiélago de las
Cícladas, que comprenden maravillas como Mikonos, Santorini, Milos y Delos.

Una visita obligada en Grecia

Ver el atardecer en Oia (Santorini), los molinos y el ambiente de Mikonos, las ruinas en Delos, donde nació el dios Apolo… Y bañarse en cualquier playa cual Afrodita mientras te espera un café frappé.

Kenia: el destino para los más aventureros

El mayor encanto de Kenia reside en sus paisajes. Horizontes infinitos salpicados de acacias, pero también montañas nevadas(Kilimanjaro), bosques y costas bordeadas de palmeras (Lamu). También es la riqueza de sus pueblos ancestrales: masáis, samburus, turkanas, suajilis, kikuyus… algunas de cuyas comunidades pueden visitar los turistas.

Un safari para ver elefantes, leones, jirafas…

Pero, realmente, lo mejor es un safari, a bordo de un 4×4 o camión abierto puedes ver a sus animales, sobre todo los grandes felinos, libres en su propio hábitat. La reserva natural protegida de la Masai Mara ya os está esperando…

Japón, un país exótico y cada vez más cercano

Debéis dedicarle el suficiente tiempo a sus dos ciudades principales: Tokio y Kioto. En la primera recorred el tradicional barrio de Asakusa y su antiguo templo Senso-ji; los más contemporáneos de Shibuya y Ginza y mucho más. Kioto es imprescindible con sus 17 antiguos templos Patrimonio de la Humanidad.

No os perdáis todas las experiencias que os ofrece el país asiático

Continuad ruta hacia otros puntos; el “shinkansen” (tren bala) os llevará a todas partes. Hiroshima, reconstruida tras la Bom-ba Atómica, y de ahí a la isla de Miyajima con su famoso tori en el agua; Kanazawa; Osaka y el Monte Fuji, su emblema espiritual…

Nueva York, la ciudad donde nunca se duerme

Mezcla de razas y culturas, Nueva York es única y sorprende. El centro es Manhattan, isla y ciudad al mismo tiempo. Desde Times Square, bajad por Broadway, la calle de los musicales; disfrutad de la Quinta Avenida y subid al Empire State; recorred los artísticos barrios de Soho y Tribeca… entre otras muchas atractivas visitas.