Rojo caldera, grandes ventanales  y llamativa entrada, así es la curiosa fachada de la casa del felino más castizo. Llega a la capital con mucho orgullo y sofisticación Casa Gato un lugar de encuentro que sin lugar a duda no pasará desapercibido. 

Un interior de dos plantas donde disfrutar y vivir la gastronomía se ha convertido en el rezo de este gato tan especial. 

En la planta superior encontramos una preciosa barra decorada con la luz natural de sus grandes ventanales. Mesas de diferentes alturas y un ambiente único convierten este espacio en el ideal para disfrutar de una buena copa de vino como aperitivo o como merecido premio antes de regresar a casa.

En la zona inferior encontramos un comedor único. Sus enormes pictográmas así como la elegancia de sus revestimientos y el diseño de colores y maderas hacen de esta sala un lugar del que no te querrás escapar.

Un entorno perfecto para disfrutar de una carta con toques internaciones, sabores clásicos renovados  y mucho mimo a la hora de elaborar cada uno de sus platos. 

Su oferta gastronómica cuenta con bocados  de excelente calidad con entrantes como las sardinas ahumadas al romero con tomate semiseco o su berenjena con humus y miel que está realmente deliciosa. 

Es difícil no encontrar un plato perfecto para cada comensal…Hamburguesa de vaca, canelón de pato con foie o pollo de corral al curry para carnívoros, y tataki de atún con aliño nipón o rape con salsa de almendras tiernas y pan de romesco entre otros pescados.

La oferta para los más golosos no defrauda y se convierte en la excusa perfecta para hacer honor a la frase “me dejo un huequito para el final!”

Una taberna sofisticada y elegante que le da al barrio un brillo especial. El lugar de encuentro perfecto para hacer reuniones improvisadas con amigos o cotizadas quedadas con aquellos que hace tiempo que no ves. Compartir mesa en Casa Gato se convierte en la excusa ideal para no poder decir no.

Lo bueno: Sus clientes podrán disfrutar desde las 8.00 con sus desayunos,  desde el más tradicional que acompaña el café con churros o porras al bol de yogur con muesli y frutas de temporada para los más healthy. No hay excusa para los amantes de sabores más salados para comenzar el día gracias a su pincho de tortilla y los molletes con jamón .

Lo mejor: Servicio y ambiente inigualable.

Precio medio: 30€

Dirección: Avenida de Bruselas 53 Madrid.Teléfono: 910 05 30 04 

 

@Mysevendays

#lacasadelgatomascastizo