Con la llegada del calor, necesitas un aporte extra de energía, bienestar y juventud. Si se siguen unas sencillas recomendaciones nutricionales y algunos cambios en el estilo de vida, además de fortalecer la función inmune del organismo, lograrás mejorar la sensación de bienestar general y aumentar los niveles de energía de forma natural.
La energía es el combustible que necesita tu cuerpo para crecer, desarrollarse y funcionar correctamente.

Migrañas

  • Relájate. Túmbate o prueba a escuchar música, y si lo haces a oscuras mucho mejor. Liberarás estrés.
  • ¿Agua o café?. Lo mejor es no tomar más de 200 gr. diarios de café. A cambio, aumenta la ingesta de agua, la deshidratación reduce el flujo sanguíneo al cerebro desencadenando el dolor.
  • Toma más verduras y frutos secos. Las verduras de hoja verde, acelgas o espinacas; el anacardo o la almendra son ideales para reducir este malestar.
  • Haz ejercicio físico. El ejercicio físico de intensidad moderada reduce el estrés, uno de los motivos causantes de jaquecas.

Espalda

  • Cuida la postura. Intenta mantener una postura correcta al sentarte, situando las articulaciones de la rodilla, cadera, codos en 90ºC.
  • Respira bien.Una respiración basada en inspiraciones y espiraciones profundas ayudarán a que tus músculos se relajen y no se creen esas molestas lesiones.
  • Vete a nadar siempre que puedas y evita el deporte de contacto.
  • Colchón. Decántate por un colchón que no sea ni muy rígido ni muy blando.

Pies y pantorrillas

  • Usa plantillas. Coloca plantillas de silicona o almohadillas en la parte delantera del zapato si eres de las adictas al tacón.
  • Ojo con los resbalones. Pon pegatinas antideslizantes en la suela o haz unos pequeños cortes en ella con la ayuda de un cuchillo.
  • Tu número. Elige el tuyo y ten en cuenta que venga con sujeción, por ejemplo una pulsera en el tobillo.

Menstruales

  • Consume albahaca y canela. Añádelo en tus comidas o infusiones y notarás  una gran mejoría
  • Calor. Reduce los espasmos musculares poniendo en el abdomen paños tibios o una bolsa térmica.
  • Come algo cada 4 horas. Intenta comer poca cantidad, pero con una frecuencia. Apuesta por alimentos ricos en carbohidratos complejos, como los cereales que te ayudarán a mantenerte enérgica.
  • Toma menos sal. Evitarás la retención de líquidos

Dolor de garganta

  • Haz gárgaras. Añade media cucharada de sal en un vaso de agua tibia, después da un sorbo y haz gárgaras durante medio minuto.
  • Sopas. La de pollo y las vegetales son las más recomendadas, mientras que la de tomate se desaconseja por ser ácida.
  • Miel. Toma una o dos cucharadas de miel dejando que repose en la parte posterior de la boca.

Oído

  • Agua oxigenada? Echa 2 gotitas de agua oxigenada en el oído y deja actuar durante 2 minutos. Repítelo cada 3 o 4 horas.
  • Cebolla. Parte una cebolla por la mitad, calienta un trozo en agua caliente, envuélvela en un pañuelo y póntelo cerca del oído tres veces al día durante cinco minutos.
  • Al dormir. Duerme ligeramente incorporada, elevando la cabeza con ayuda de varias almohadas.