La royal más activa fuera de palacio durante este tiempo es sin duda Máxima de Holanda y la hemos vuelto a ver de nuevo. En esta ocasión fue visitando la fábrica AFRO, especialista en la producción de materiales de alta calidad para la filtración de aire, que se utilizan en la fabricación de las mascarillas FFP2. Estas mascarillas son un elemento clave en la protección contra el coronavirus.

La reina holandesa hizo gala de una sobriedad nada habitual en ella, con un conjunto en blanco y negro formado por unos pantalones culotte y un top blanco ligeramente entallado, de manga francesa y lazo en la cintura de la firma Natan, una de sus preferidas.

El top cerraba en la espalda con una hilera de botones forrados que recorrían toda la espalda.

Un conjunto muy elegante y sobrio al que le puso ese toque especial con los complementos, en concreto con los zapato. Máxima eligió un diseño destalonado de charol negro combinado con vinilo, un material que también encanta a otras royals como Letizia.

Los zapatos son el modelo Nicole de la firma italiana Gianvito Rossi, y en portal Farfetch se pueden encontrar de rebajas por 367 euros cuando su precio original era de 612 euros.

Junto a los originales zapatos, eligió una cartera también negra de charol. Como joyas su clásico reloj de Cartier, uno de su preferidos, y un precioso anillo de oro y perlas. También de perlas eran sus grandes pendientes en forma de cascada.
Y con este estilismo de nuevo la reina holandesa ha vuelto a acertar.