Son dos mujeres que, aparentemente no tienen nada en común. Kim Kardashian y Meghan Markle están en las antípodas en su forma de vida, pero también en su estilo. Sin embargo, la duquesa de Sussex y la celebritie comparten un truco de belleza para estar más radiantes si cabe… Bueno, mejor, para tener la mejor de las miradas.

Meghan y Kim  tienen unas pestañas fuertes, con una curvatura perfecta y una longitud de infarto. ¿La clave? Ambas utilizan el suero fortalecedor RevitaLash® Advanced.
La esposa del príncipe Harry y la de Kanye West se aplican cada noche este acondicionador para obtener mayor flexibilidad, humedad, brillo, evitar roturas y mejorar la curvatura y longitud, consiguiendo también una apariencia mucho más abundante.

La fórmula de RevitaLash® Advanced contiene una mezcla  de ingredientes a partir de potentes péptidos e infusiones botánicas. Cuenta con lípidos, biotina y extracto de té verde, rico en Panthenol. Este combo acondiciona y fortalece las pestañas al tiempo que las defiende del daño medioambiental o causados por máscaras con ingredientes agresivos.
El precio es de 135 euros.