Para sorpresa de nadie (esperamos), Tamara Falcó ha vuelto a demostrar que ella sabe cómo vestir en cualquier momento y para cualquier ocasión. Si ayer os mostrábamos su maravilloso look de invitada en la boda de Tita Astolfi y Fernando Mora-Figueroa en Cádiz; hoy nos ha vuelto a conquistar con su elección para su viaje de vuelta a Madrid. No contenta con eclipsar a la novia con su vestidazo de Johanna Ortiz de estampado floral con grandes mangas abullonadas hasta el codo y bajo con volantes confeccionados al bies; la hija de Isabel Preysler, hace tan solo unas horas, aparecía en el aeropuerto de Jerez de la Frontera con un estilismo que, si bien, es perfecto para viajar, también lo es para tu día a día.

De ser la invitada perfecta a deslumbrar en pleno aeropuerto

La diseñadora ahora reconvertida en presentadora de televisión jamás pierde un ápice de su estilo. Ha sido bajarse del taxi y deslumbrarnos a todas. Su vuelo salía a la una y media de la tarde y sobre esa hora se ha dejado ver por el aeropuerto con uno de esos looks que, aunque cómodos, no pueden ser más ideales. Tamara Falcó, cargando una maleta de mano negra y un bolso de rafia y piel marrón; ha elegido dos prendas tan sencillas como bonitas. Combinando un camisa crop de encaje inglés en color blanco con una falda midi de lunares blancos sobre fondo negro, la joven no podía estar más guapa. El top era de escote en uve y manga corta; y la falda incluía un singular cinturón de hebilla en el mismo tejido que la prenda y tenía un pequeño volante en el bajo. A modo de calzado la socialité ha usado unas sandalias bajas de tiras negras y ha adornado su cuello, como siempre, con un discreto colgante dorado. Un conjunto de diez para una mujer que ha demostrado siempre que ella no sabe no ir a la moda.

El mejor ejemplo en cualquier circunstancia

Los looks de aeropuerto deben ser cómodos, sencillos y prácticos; lo que hace que en muchas ocasiones las famosas acaben vistiendo prendas de chándal de la peor manera. Sin embargo, la hermana mayor de Ana Boyer está más que acostumbrada a viajar (hace unos días ponía fin a su ruta por Castilla-La Mancha) y jamás viste con prendas deportivas. Por lo que su elección para viajar en avión logra ser de lo más acertada pero también especialmente sofisticada. Su estilismo cumple todos los requisitos para ser un look comfy pero a la vez aúna buen gusto y tendencias. ¡Un todo en uno de lo más efectivo!

Con este conjunto de 10, Tamara Falcó demuestra que no es necesario recurrir a prendas oversize ni poco favorecedoras para conseguir un estilismo cómodo y perfecto para viajar. Un clarísimo ejemplo de que se puede ir guapa en cualquier circunstancia y ocasión si se sabe cómo. Solo tienes que poner un poquito de tu parte. ¿O no?