Sonia y Selena, hace ya unos años, aseguraban que «cuando llega el calor, los chicos se enamoran». Lo hacían al ritmo de Yo quiero bailar, la que sin duda fue la canción del verano de 2001 y que todas hemos bailado en algún momento de nuestras vidas. Han pasado ya casi dos décadas de aquel hit musical pero su mensaje parece seguir vigente. El calor ya está aquí y cada vez menos, nuestras parejas favoritas ocultan sus sentimientos. Un claro ejemplo de ello son Victoria FedericaJorge Bárcenas, que tras pasar el confinamiento juntos en una finca de Jaén, han vuelto ya a Madrid y pasean su amor por las calles de la capital.

Hace ya varios meses que conocemos la relación entre ambos. Sin embargo, los jóvenes tortolitos no se han dejado ver en público en demasiadas ocasiones. No ha sido hasta ahora, con la llegada de las altas temperaturas y el buen tiempo, que la pareja se ha mostrado acaramelada en plena calle. Será la llegada del calor (como entonaban Sonia y Selena) o quizás que se relación está más afianzada que nunca pero lo cierto es que ambos ya no esconden su relación. ¡Y nos encanta!

Sudadera… ¿en verano?

Lo que sí que parece que Victoria Federica quería ocultar de alguna forma es su estilizada figura. Pues, a pesar de las altísimas temperaturas, la nieta del rey Juan Carlos se decantó por un acertado look casual e informal cuya protagonista era una sudadera oversize. No es la primera vez que la royal más bohemia apuesta por prendas discordantes en sus estilismos. De hecho, ella es una auténtica experta a la hora de combinar elementos veraniegos en conjuntos invernales y viceversa. No hay más que ver cómo lleva pantalones blancos en plena ola de frío o cómo ahora, a pleno sol, se envuelve en una sudadera.

El conjunto era de lo más sencillo: Sudadera ancha en color crema, minifalda tejana negra y zapatillas de deporte de lo más clásico. Tres acertadas piezas que quizás en septiembre nos llamarían menos la atención pero que ahora, con el calor, nos resultan especialmente sorprendentes.

La sudadera, que es la prenda principal de este sencillo pero acertado look, pertenece a la última colección de Loewe. De estilo sport pero muy sofisticada, está sencillamente adornada con el anagrama de la marca bordado en el mismo tono beige. Una pieza básica pero muy eficaz que tiene un precio de 550€. La falda, por su parte, mini y de vaquero negro, es una de las piezas básicas que todas necesitamos en nuestro armario en los meses de verano. Más aún, si tenemos las estilizadas piernas de Victoria Federica. Como calzado, la joven escogió el nuevo modelo Blazer Mid’77 vintage de Nike, que aprovechan el look clásico de las zapatillas de baloncesto con un acabado retro en la mediasuela, para que parezca que llevas años guardándolas. Su precio es de 100€ y ya las ha llevado en más de una ocasión. Por lo que, además de muy bonitas, intuimos que son especialmente cómodas.

Un conjunto muy eficaz con un imperdonable fallo

Aunque el look nos parezca de lo más acertado (a pesar de que no sabemos cómo aguanta el calor con la sudadera), hay algo que, por mucho que queramos, no podemos perdonar. A nivel estilístico, no encontramos fallo; a nivel cívico sí. Victoria Federica no llevaba la tan necesaria mascarilla y eso que se dejó ver paseando por diferentes lugares. Jorge Bárcenas, por el contrario, no se la quitó en ningún momento hasta llegar al bar donde tomaron unos refrescos. Un error que esperemos que sea solo un lapsus pero que no sirve de ejemplo. Por favor, llevad siempre vuestra mascarilla.