En un lugar de La Mancha de cuyo nombre SÍ me quiero acordar, se encuentra La Caminera Club de Campo. Y es lógico que me quiera acordar porque allí esconde entre sus encantos el plan perfecto si lo que necesitas es un poquito de magia. 

Un hotel ubicado a menos de 20 minutos de Valdepeñas, en la provincia de Ciudad Real, donde sus huéspedes podrán vivir un sinfín de planes difíciles de rechazar. Sus más de 1000 hectáreas permiten a sus visitantes disfrutar de un típico paisaje manchego donde la naturaleza, las perdices y los atardeceres son los protagonistas. Avistamiento de estrellas, yoga en el campo, jornadas de caza y una mañana de spa o golf según tus preferencias son algunos de los planes que el Hotel La Caminera Club de Campo ofrece a sus invitados. Un entorno de lujo orientado al bienestar y a las experiencias de ocio del más alto nivel.

Será en este antiguo cortijo totalmente reformado donde podremos encontrar una de las joyas gastronómicas de la provincia. Hablamos de Retama, su restaurante insignia con reciente estrella Michelin que nadie puede dejar de visitar. 

 

El artífice de este proyecto no podía ser otro que Javier Aranda. Orgulloso de su tierra y embajador de la misma, el toledano, obtiene esta estrella para dejar claro que la materia prima manchega y sus creaciones están a la altura de los mejores. 

 

 

El comensal podrá degustar su brillante menú degustación con opción a maridaje. Un espectáculo gastronómico que comienza con un preludio singular compuesto por tres entrantes con mucha personalidad. Los tres bocados se disfrutarán de pie antes de entrar en su sala. Una peculiar mesa jardín será la encargada de presentar dicho aperitivo y hará los honores de comenzar lo que será una experiencia única. 

Una vez en la sala los platos que pasearán por la mesa variarán según la estación. Sorprendentes caldos como su sopa de aceituna de gordal. Piezas típicas de caza representadas en platos como Lomo de ciervo, con crema de ajos asados, maíz rostizado con mantequilla, y bolitas de membrillo. Por último mencionar sus deliciosos postres entre los que es imposible no destacar su Otoño dulce, una representación perfecta de helado de castañas, chocolate y merengue de limón. Y estos ejemplos son sólo algunas muestras del menú degustación Retama, creado para ofrecer inspiración a aquellos que se sienten alrededor de sus mesas.  

 

Si el comensal lo prefiere, en Retama también hay opción de una carta repleta de platos con espíritu autóctono. Morteruelo con maíz y garbanzos; ajo verde de pistacho con anguila ahumada y ajo negro o unos tortellini de perdiz escabechada, salsa de queso manchego y praliné de nuez serían buenísimos ejemplos. 

 

El espacio gastronómico de Retama tiene como protagonista principal la luz de sus enormes ventanales. Una sala sencilla y acogedora donde el protagonista en la espera de plato y plato será su paisaje manchego. 

Modernidad y tradición marcan de forma rotunda esta propuesta gastronómica. Su despensa repleta de materias primas de proximidad y la tenacidad y buen hacer de su chef, cierran el exquisito círculo del restaurante RETAMA en La Caminera Club de Campo.

Lo bueno: El entorno y las actividades que acompañan el poder disfrutar de Retama

Lo mejor: Exquisito servicio y sublime gastronomía 

Precio medio: D os opciones de menú degustación: Tradición by Javier Aranda (60 € por persona con suplemento de maridaje de vinos por 30 € por persona) y Retama by Javier Aranda (90 € por persona con suplemento de maridaje de vinos por 45 € por persona).

Dirección: Camino de Altamar, s/n. Torrenueva (Ciudad Real) Tel.: 926 344 733

 

@Mysevendays