La diseñadora británica Stella McCartney continúa expandiendo su propia marca y lo hace uniéndose a uno de los grandes. La diseñadora opta por aliarse con LVMH, una decisión por parte de Stella para continuar expandiendo su firma con los valores de sostenibilidad que le caracterizan.

Desde que en marzo de 2018, Stella McCartney decidió separarse del grupo Kering, un conjunto de marcas mundiales formado por marcas para el gran público y marcas de lujo de gran reconocimiento, la diseñadora ha estado trabajando en solitario como directora creativa de su firma. Un año y cuatro meses después de esa ruptura, Stella ha hecho crecer su marca, y tras recibir varias ofertas, McCartney ha optado por aliarse con el grupo LVMH, el más fuerte competidor del grupo Kering.

La unión entre Stella McCartney y LVMH cubrirá intereses y necesidades para ambos. Mientras que la creadora seguirá siendo directora artística y embajadora de su firma y conservará una participación mayoritaria, LVMH podrá renovar su línea de negocio aportando valores éticos y de sostenibilidad. Un acuerdo que logrará acelerar el desarrollo de la marca Stella McCartney, y a la vez beneficiar a los compradores de LVMH que cada vez buscan una moda más ética y concienciada.

Teniendo en cuenta su trayectoria eco, la diseñadora pasará a ser además consejera especial del presidente ejecutivo de LVMH, Bernard Arnault. Además formará parte de los miembros del comité ejecutivo del grupo en materia de desarrollo sostenible.

«Estoy muy feliz de haber podido realizar esta asociación con Stella. Es el comienzo de una hermosa historia que emprendemos juntos y estamos convencidos del gran potencial que a largo plazo le aguarda a su Casa de modas», ha explicado Bernard Arnault, a través de un comunicado. Stella, por su parte, tampoco se ha olvidado de anunciar su entusiasmo por esta gran oportunidad. «Trabajar junto con el señor Arnault y como parte de la familia LVMH fue una oportunidad que me entusiasmó enormemente«, ha declarado la diseñadora.