Es Asia? No, estás en Benidorm, en el Asia Gardens
Un paraíso asiático en plena Costa Blanca. Es el lugar idóneo para perder la noción del tiempo y recuperar la energía vital. Cuenta con un total de 8 piscinas rodeadas de exuberantes jardines tropicales con más de 3.000 especies de plantas traídas directamente de Asia.
¿Es el caribe?….No, es Tenerife. Gran Hotel Bahía del Duque
Un conjunto residencial inspirado en la cultura de las Islas Canarias. Su spa es el único con tres gotas según la calidad de los establecimientos más exclusivos. El circuito de talasoterapia, al aire libre, se alimenta directamente con agua extraída del océano Atlántico.
¿Es indonesia?….No, es málaga. Finca Cortesin
Inspirado en la arquitectura tradicional andaluza, y mezclado con la cultura marroquí. Cuenta con 67 amplias y luminosas suite cuidadas con mimo. ¿Lo mejor? Su servicio implecable y el discreto ambiente.
¿Es tailandia?….No, es marbella, kempinski hotel
Lujo 5 estrellas junto al mar, a menos de 5 minutos de Estepona. Todas las habitaciones gozan de un diseño elegante y contemporáneo, con balcones o terrazas privadas donde disfrutar de románticas noches junto al Mediterráneo.
¿Un plus? Admite mascotas de hasta 5 kg.
¿Es nueva york?….No, es zaragoza, reina petronila
En pleno corazón de la ciudad se encuentra este hotel de diseño del arquitecto Rafael Moneo. En la planta undécima podrás disfrutar de un Spa con diferentes opciones y con magníficas vistas a la urbe. 185 habitaciones decoradas con variedad de colores según la altura de la planta.
¿Es Dubai? No, estás en Barcelona, en el Hotel W
Más conocido como el hotel Vela, situado frente al mar en el paseo marítimo de Barcelona. Con 99 metros de altura destaca sobre cualquier otro edificio.
En la planta más alta una piscina y un bar de cocktails te harán sentirte como una reina.
¿Es Bali? No, estás en Tenerife, en el Hotel Jardin Tropical
La Costa Adeje es una de las preferidas por los viajeros cuyo destino son las Canarias.
Un impresionante hotel de estilo árabe. Ofrece espectaculares vistas al océano Atlántico y a La Gomera. ¿Lo más? Su piscina de agua salada excavada en el propio acantilado.