Estábamos deseando salir de casa para poder ir de compras y aprovecharnos de las primeras rebajas, pero vamos a tener que esperar. De momento, el Gobierno no permitirá que los comercios pongan más baratos sus productos en sus locales físicos para evitar aglomeraciones y que aumente de este modo el riesgo de contagios de coronavirus. Una medida que atañe a todas las provincias que se encuentren en la fase 1, y por tanto, donde ya se puede ir a tiendas con superficies menores de 400 metros, y cumpliendo las medidas de seguridad pertinentes.

Según se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado: «Los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web».

Así que hasta nueva orden nos tenemos que conformar con las rebajas que ya están en la mayoría de las webs de moda. Descuentos de mitad de temporada que esperemos sean solo un aperitivo y muy pronto podamos pronunciar la frase que más nos gusta cada fin de temporada: «me voy de rebajas».