La actriz estadounidense Sarah Jessica Parker ha abierto su primera tienda de calzado en Manhattan con diseños de su propia firma SJP by Sarah Jessica Parker, que lanzo en 2014, pero que hasta ahora no disponía de tienda física.

La su personaje de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York era una auténtica apasionada de los zapatos en general y de los los «Manolos», los diseños del zapatero Manolo Blahnik, en particular, casi tan importantes para ella como su gran amor Mr. Big. Una pasión que también siente la actriz en la vida real.

A pesar de la situación sanitaria en Nueva York, Sarah Jessica ha inaugurado por todo lo alto su tienda, pero con todas las garantías sanitaria necesarias: «Si bien deseamos poder llenar cada centímetro de nuestra nueva y reluciente boutique con todos y cada uno de ustedes, tomaremos todas las precauciones de seguridad necesarias para mantener seguros a nuestros clientes. Confiamos en que se puedan acercar a la tienda, pero desde una distancia social segura, por supuesto», aseguró la intérprete.

Una de las actrices con más estilos, también lo demostró en su look para la inauguración. Sarah Jessica optó por el siempre infalible negro, con un maxi vestido tipo túnica, a juego con el pañuelo que le servía de mascarilla, y unas sandalias planas de tiras de su propia firma SJP by Sarah Jessica Parker. Se trata del modelo de pequeño tacón cuadrado y tiras de efecto holográfico que tenían un precio inicial de 305 euros y ahora en la web de la marca se pueden comprar por 214 euros.