Sara Carbonero y Georgina Rodríguez, la cara y la cruz con sus estilismos

No pueden ser más distintas y su personalidad queda perfectamente reflejada en su forma de vestir. Sara Carbonero y Georgina Rodríguez son dos auténticas it grils, apasionadas de la moda, pero con un estilo que está en las antípodas la una de la otra. En la última aparición pública lo volvieron a demostrar y la pareja de Iker Casillas ganó por goleada a la de Cristiano Ronaldo, siempre explosiva, pero en ocasiones muy poco acertada.
Sara Carbonero eligió un look discreto, pero sexy a la vez, para acompañar a su marido a la entrega de los premios Dragón de Oro 2018, donde Iker fue galardonado como deportista del año. Lució un vestido negro midi en crepé de seda con top de corsetería y detalles de argollas plateadas, firmado por Dolce & Gabbana. También de los diseñadores italianos eran las sandalias de tiras plateadas y el clutch joya.

4Sara Carbonero eligió un vestido, sandalias y clutch de Dolce & Gabbana

Una elección perfecta que insinuaba lo justo sin resultar excesivamente evidente. Además, Sara completó su estilismo con joyas de Agatha y con un look beauty de lo más favorecedor, marcando los labios en un rojo intenso y peinando su melena midi con amplias ondas.

3La periodista llevó joyas de Agatha

2Espectacularmente guapa y sexy con los labios de rojo intenso y su melena midi con ondas

En el lado opuesto a Sara Carbonero nos encontramos con Georgina Rodríguez. La novia de Cristiano Ronaldo siempre opta por estilismos tan sensuales, que hasta la llegaron a confundir con Kim Kardashian en el pasado desfile de Balmain, en la Semana de la Moda de París.

[Leer más: El extravagante estilo (a lo Kardashian) de Georgina Rodríguez]

Pero Georgina lleva su lado sexy hasta los extremos y no siempre acierta a la hora de conjugar el modelo con el lugar. Sin ir más lejos para acudir a ver a su chico al estadio de la Juventus lució un ceñido y mini vestido de Balmain, combinado con altísimas sandalias de tiras y bolso de Prada. Nada adecuado, aunque se tenga el privilegio de ver el partido desde el palco de honor.

1Georgina Rodríguez se enfundó un ceñidísimo vestido de Balmain de 1.990 € para ir al fútbol