La actriz mejicana Salma Hayek nunca antes había estado interesada por las técnicas de rejuvenecimiento ni se había sometido a ninguna de ellas. Sin embargo, a sus 53 años y a pesar de su estupenda figura, ha decidido optar por el bótox. Aunque ha sido una decisión que ha tomado por exigencias del guion de su última película.

Salma interpreta a Claire Luna en el rodaje de «Like a Boss», una señora de negocios millonaria y relacionada con el mundo de la cosmética. Para el papel, la actriz se ha tenido que transformar en
una mujer con el pelo rojizo y lentes de contacto de color gris.

¿Qué sucedió cuando Salma Hayek intentó ponerse bótox?

Para dar mayor veracidad al papel de Claire Luna, Salma pensó que sería buena idea probar por primera vez las inyecciones faciales de relleno, pero el bótox no resultó como ella esperaba. “Al principio quería hacerme bótox e inyectarme los labios, lo cual nunca he hecho”, ha explicado.

Salma destacó que su personaje Claire es una mujer de negocios ambiciosa, y confesó además que se divirtió mucho trabajando con los escritores y guionistas para crear a este “personaje loco”. Su
personaje es extrovertido y ambicioso con un pequeño toque de locura, y tanto ha querido meterse la actriz en su papel que intentó cambiar su aspecto para que su interpretación fuese más realista.

Antes de someterse a la intervención estética, su amigo y dermatólogo Maurice Dray le advirtió sobre las consecuencias a las que se enfrentaría una vez que se decantó por los rellenos: “No sé si
vas a estar feliz porque va a doler mucho”, le dijo el doctor.

La respuesta de Salma fue que lo intentaría, pero, cuando se sometió al proceso ocurrió lo que le dijo su amigo Maurice, el resultado la sorprendió precisamente por el dolor. “Puso la primera aguja en mi boca y de inmediato dije ‘no, olvídalo’”. Fue entonces cuando la esposa del magnate François-Henri Pinault se puso a pensar qué podría hacer para aumentar el volumen de sus labios de forma natural para simular el bótox, y la respuesta fue ponerse unos dientes falsos.

Salma Hayek reveló lo importante que es para ella la belleza natural y recordó los sabios consejos de su madre: “Mi mamá siempre me
ha demostrado la importancia de envejecer con gracia. Nunca la vi a ella o a mi abuela con miedo por envejecer, así que yo tampoco tengo ese miedo”.