Canalla, divertido y muy apetecible. Así es Apura. el nuevo local de que ha llegado con fuerza a la calle General Oraá donde sus creadores ya tienen experiencia. 

Una apuesta gastronómica informal y sabrosa donde cada bocado asegura al comensal un intenso sabor. A través de su carta se puede viajar a las calles limeñas donde las sangucherías inundan cada esquina y donde comer con las manos se convierte en placer. 

Y es que a pesar de su nombre APURA (del verbo apurar) aquí se puede saborear despacio. Tan despacio como tu apetito te permita para disfrutar de una inteligente y exquisita carta. 

Abrimos boca con un amplio apartado de tapas, piqueos y platillos pensados para compartir. Guacamole con totopos caseros y el toque peruano de rocoto o un brioche de carrillera ibérica podrían ser dos buenos ejemplos para comenzar la experiencia Apura. Aunque también hay opciones para comer con tenedor (que pueden servirse al centro como entrantes o tomarse como plato principal), como un steak tartar clásico aunque con ligeros guiños de autor (con ají limo y cilantro) o un salteado de verduras absolutamente al dente.

Continuamos con los protagonistas que no son otros más que los populares bocadillos. En el caso de Apura sánguches como así los llaman el Latinoamérica. Perfectos para compartir ya que se sirven cortados en dos mitades. Destacan las interpretaciones más típicos del Perú, como el de chicharrón de cerdo con camote frito y salsa criolla o el de pavo asado con crema de ají y boniato. La versión castiza la encontramos en el sánguche de calamar en tempura con rocoto. Difícil elección puesto que todos ellos son un acierto. 

Su local se presenta al público como un espacio cálido, abierto a la luz y a la sencillez. El color y el movimiento lo aportan sus platos y sus comensales. Cuenta con una gran mesa alta corrida que hace honor a su nombre y para los que tengan más tiempo y les guste disfrutar sin mirar el reloj unas mesas bajas completan su comedor interior. Su gran terraza que rodea el exterior del local se convierte en el entorno ideal para hacer una parada a cualquier hora del día gracias a su horario ininterrumpido. 

Aún dudas que Apura es el lugar idóneo para conocer este otoño?

Lo bueno: Comida callejera creada por un limeño de excepción Mario Céspedes.

Lo mejor: Bocadillos artesanales, saludables y con mucho sabor. 

Precio medio: 20€

Dirección: General Oraá, 45. Madrid Teléfono: 690 05 17 80

@Mysevendays