Un trocito del País Vasco nace con fuerza en la capital. Y es que el primer proyecto del cocinero bilbaíno Álvaro González ha llegado al corazón del barrio Salamanca para dar mucho que hablar y más que saborear. Aitatxu es el nombre elegido para este restaurante gastronómiko con alma y gusto por las cosas bien hechas.

 

Producto y vanguardia gastronómica serán los puntos fuertes de este local en el que se hace gala de un estilo muy personal donde la materia prima es lo fundamental y la técnica contribuye a ensalzar su sabor.

Su espacio, diáfano, claro, con papeles pintados y mesas de madera dan la bienvenida a todos aquellos que quieran disfrutar de un exquisito almuerzo. Su cocina vista y su comedor privado con paredes de cristal completan esta decoración moderna que acompaña a cada plato.

La oferta culinaria de Aitatxu es variable ya que está sujeta a las estacionalidades del mercado. Ofrece un sin fin de opciones fuera de carta aunque hay algunas propuestas fijas. 

En la despensa de Aitatxu predominan los productos de excelente calidad. Destacan las setas, la trufa negra y las angulas en temporada, las verduras de estación, el atún de almadraba de Gadira y la carne de Kobe. Todos ellos tratados con el máximo respeto para no perder su esencia y sabor. 

Sus entrantes siguen una línea de fusión de culturas y profundos sabores. Así el el cangrejo de concha blanda marinado en lima kaffir y shiso verde o el kebab de cordero lechal con salsa tzatziki y salsa chipotle marcan la diferencia para comenzar a disfrutar de la experiencia Aitatxu. 

Siguiendo con la línea vanguardista de su oferta llegamos a los platos principales donde merecen especial mención el salpicón de bogavante servido con sus dedos, crema de maíz tostado y algas, o la deliciosa ventresca de atún al soplete previamente marinado y finalizado en mesa. 

En el apartado de las carnes el chef se convierte en maestro para ofrecer un exquisito steak tartar de auténtico buey gallego; el cochinillo con IGP Castilla y León confitado o su plato fetiche: la carne de buey de Kobe, de altísimo nivel de marmolado (8) y calidad A5, acompañada con trufa negra y blanca y chips de raíz de loto. Una experiencia inigualable para los adictos a la carne. 

Una parada obligatoria en tus descubrimientos gastronómicos de esta temporada. Sin duda una experiencia sabrosa y armoniosa donde el comensal solo tiene un objetivo: Disfrutar de la mano de Aitatxu!

Lo bueno: Además de la carta, el restaurante ofrece un menú  degustación de diez pases (50 €, sin maridaje) que puede armonizarse con dos opciones de maridaje: el Tradicional, a base de vinos y champagnes, y el denominado Desafío, que incorpora cervezas artesanas, sake, cócteles y tés.

Lo mejor: Posibilidad de degustar platos realizados con materia prima de excelente calidad y cocinados con mimo y  mucha dedicación. 

Precio medio: 40-50 €

Dirección: Claudio Coello, 122 Madrid Teléfono: 91 051 54 34

 

@Mysevendays