Rusas y caucásicas. Así son las mujeres que como las tops Irina Shayk o Natalia Vodianova poseen los labios más deseados del planeta. Son los llamados Russian Lips, nombre de un retoque estético cada vez más demandado que se realiza dotando de plenitud a los labios sin la proyección frontal marcada. Su técnica consiste en la aplicación de rellenos certeros y discretos que persiguen ante todo un aspecto natural.
Kylie Kardashian, la pequeña de la familia más mediática en los realities televisivos, pasó a convertirse en un cisne de las redes el día que se hizo sus primeros Russian Lips. A ellos precisamente les debe su fortuna, iniciada con la colección de labiales que llevan su nombre.

Forma y volumen

Según la Dra Josefina Royo de IML la forma y el volumen son “los aspectos fundamentales de la estética labial, que no solo debe considerar las dimensiones de los labios, sino su relación con otros detalles de la anatomía facial como el tamaño y la distancia entre los ojos, la forma de las cejas y la altura de los pómulos, el perfil nasal y la anchura del filtrum”, asegura.

Los Russian Lips buscan unos labios naturales sin reproducir el “efecto de pato”. Debido a que dentro de la cara los labios son referencia prioritaria en determinar la belleza del rostro, resulta imprescindible tener las proporciones como referencia y la precisión técnica para conseguir una forma sexy, femenina y atractiva.

La técnica

El aspecto diferencial de esta técnica según la Dra. Svetlana Babentsova del IML
“reside en la colocación del relleno a un nivel más profundo de la mucosa húmeda, lo que evita labios de pato. Esta estratégica ubicación facilita la eversión de los labios sin proyección hacia delante, extremo de gran importancia para aquellos que por las modificaciones óseas de la edad en el rostro han ido metiéndose hacia dentro».

El tratamiento debe realizarse con ácido hialurónico de reología específica
para los labios, con la correcta viscosidad, plasticidad y elasticidad. El producto se infiltra mediante cánula ultrafina en lugar de aguja, lo que permite un depósito más uniforme del
ácido hialurónico, que se coloca en retrotrazado, desde el centro hacia la comisura.
Para un plus de plenitud labial y como toque final, se pueden infiltrar microdosis de 0,025 ml a nivel más superficial, justo en la zona de transición entre la mucosa húmeda y la mucosa seca, que aporta un plus de plenitud sin proyección.

 

Ventajas
No es un procedimiento molesto, dado que solo se coloca solo en la parte central
de cada labio. Se producen menos hematomas que la técnica convencional de infiltración múltiple y se necesita menos cantidad de ácido hialurónico.
Precio: A partir de 495€