Por muy sorprendente que parezca, no sabemos respirar correctamente. Tan solo utilizamos un tercio de los pulmones (que son los dos órganos más grandes de nuestro cuerpo), por lo que genera bloqueos físicos y mentales. Pero además, existen enfermedades que atacan directamente al aparato respiratorio.

 

Las 5 enfermedades más comunes

Neumonía Es causada por una infección en los sacos pulmonares, y puede ser causada por un virus, bacteria u hongo. Su recuperación se da normalmente en un periodo de 1 a 3 semanas, pero también hay casos que tardan muchos años. Algunos síntomas son: fiebre, tos, escalofríos y problemas para respirar.

Asma Es crónica y está causada por una inflamación constante en las vías respiratorias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en la actualidad hay unas 235 millones de personas con asma en todo el mundo. Es más frecuente en la edad pediátrica, pero también se da en los adultos. Algunos síntomas incluyen espasmos pulmonares, sibilancias y falta de respiración.

Bronquitis Se divide en aguda (de corta duración) y crónica (de larga duración). Es una inflamación de las vías aéreas bajas y sucede cuando los bronquios, situados entre los pulmones, se inflaman a causa de una infección o por otros motivos. Al principio afecta a la nariz y a la garganta, y después se propaga hacia los pulmones. Entre los síntomas destacan: tos con expectoración, dificultad de respiración y presión del pecho y rinitis (icremento de las secreciones nasales).

El invierno es una de las épocas más propicias para sufrir catarros o resfriados. O ambos. Son infecciones, que aunque comparten ciertas características, son enfermedades distintas.

 

Alergias Es uno de los problemas crónicos más frecuentes en el mundo. Ocurren cuando el sistema inmune confunde una sustancia común como un invasor. El sistema reacciona excesivamente y libera histamina, lo que causa la reacción alérgica, afectando a la nariz, los pulmones y la garganta.

Gripe Es una enfermedad respiratoria aguda causada por el virus Influenza. Si no hay complicaciones, suele durar entre 5 y 10 días. Sus síntomas son: fiebre alta, dolor de cabeza, de garganta, musculares, tos seca y cansancio. Otros menos frecuentes serían ojos llorosos, congestión nasal y moqueo.

Resfriado Es una infección vírica de las vías respiratorias altas. Existen más de 200 tipos de virus que pueden causar el resfriado. La duración es más corta, tan solo una semana, pudiendo extenderse una tos seca hasta dos semanas. Mientras que aquí los síntomas serían: goteo, congestión nasal y estornudos. También puede aparecer irritación ocular, dolor de garganta y tos.