Practicar bricolaje: una manera infalible de reducir el estrés y la ansiedad

El tiempo de ocio nos aporta bienestar, satisfacción y nos hace centrarnos en el aquí y el ahora. Pero algunas actividades van más allá del entretenimiento o el placer. ManoMano.es, el mercado online especializado en bricolaje y jardinería, y el psicólogo especialista en Terapia Cognitivo Conductual Sergio Ortiz, proponen el bricolaje como una actividad de ocio terapéutico para combatir el estrés, la ansiedad y mejorar la autoestima. 

3El bricolaje: un referente de ocio terapéutico

Según el psicólogo, “realizar una acción que nos gusta, no solo nos relaja, sino que también nos permite disfrutar de un tiempo en el que permanecemos atentos a algo que nosotros mismos hemos escogido. El hacer esa elección ya nos “empoderiza” y nos hace sentir satisfechos. Pero si además, la actividad de ocio que escogemos, requiere utilizar nuestras manos, como en el caso del bricolaje, podemos afirmar que ​se trata de una actividad de ocio terapéutico ya que, al tener que emplear todos nuestros sentidos, nos sentimos más conectados con lo que estamos haciendo y nos llegamos a implicar emocional y personalmente​”.

Más concretamente, el bricolaje, al requerir de una concentración buscada, aporta los siguientes beneficios físicos y mentales:

  • Reduce el estrés y los episodios de ansiedad
  • Estimula la creatividad
  • Potencia la capacidad de resolución de problemas no convencionales
  • Aumenta el grado de satisfacción por el ahorro económico que suponen
  • Mejora tu autoestima y ayuda a que te sientas realizado al llevar a cabo un proyecto de forma libre y autónomaOptimiza tu psicomotricidad final al trabajar la coordinación de las manos creando unas buenas conexiones cerebrales
  • Perfecciona el estado de tus huesos y el tono muscular, ya que requiere un gasto energético

2¿A qué personas se recomienda?

 

Ortiz indica que el bricolaje está especialmente indicado a personas con un ​sobreesfuerzo intelectual (debido por ejemplo a permanecer muchas horas delante de un ordenador). También a personas con un ​trabajo muy rutinario y poco creativo, ya que permite hacer “volar” nuestra creatividad e imaginación, así como estimular sentidos que de normal no haríamos. Esto mismo explica que en realidad sea beneficioso para todas las personas que quieran sentirse realizadas, llenas y funcionales, y aprender a usar y explotar su creatividad..

1El método Montessori en bricolaje

 

Sergio Ortiz, afirma que el bricolaje puede “potenciar y estimular las capacidades de los más pequeños en las diferentes etapas de desarrollo mejorando su adaptación al entorno”. En este sentido, conviene mencionar el modelo educativo de María Montessori, conocido por método Montessori y que, según la educadora y Coordinadora del Ciclo de Educación Infantil del Colegio Montessori de Zaragoza, María José Heras, “permite que el niño se vuelva más autónomo lo cual le hace llevar su ritmo de aprendizaje y no sentirse frustrado. Se les enseña a ser ordenados y limpios, y da importancia a la vida práctica”.