¿Por qué todas practican yoga? Aquí tienes las claves

Se ha convertido en el deporte preferido de las famosas y no es para menos. El yoga te ayudará a fortalecer todo el cuerpo y a liberar la mente.
Con el yoga se consigue un estado de relajación total, pero también se fortalecen muchas partes del cuerpo: abdomen, lumbares, glúteos… Además, practicar esta disciplina a diario ayuda a ejercitar y tonificar la musculatura del suelo pélvico para mantenerlo sano y fuerte y, así, evitar futuras patologías como la incontinencia urinaria o prolapsos.

6Sus beneficios

Se respira mejor. De hecho, el yoga es un deporte seguro para el suelo pélvico, ya que en las distintas posturas cada movimiento debe coordinarse con la respiración. En este sentido, al exhalar se minimiza la presión dirigida al abdomen y a la musculatura pélvica, que soporta menos presión.
 Mejora la postura. Antes de cada ejercicio se debe adoptar una posición correcta. Poco a poco esta habilidad se irá transfiriendo a la vida diaria y se reducirán las molestias musculares.
Conecta con tu cuerpo. Trabajas músculos que quizás no sabías que tenías y empiezas a conocer mejor tu cuerpo. Además proporciona coordinación y equilibrio.

5POSTURAS

4El guerrero

Dobla la rodilla derecha hacia adelante y estira la izquierda hacia atrás. Extiende los brazos hacia arriba y junta las manos. La cabeza debe mirar siempre hacia arriba.
Mejora la movilidad de la cadera, fortalece los glúteos y las piernas y trabaja el equilibrio.

3El triángulo

Echa hacia atrás la pierna izquierda. Después estira la derecha hacia adelante y apoya la mano izquierda en el suelo. Levanta el brazo derecho y gira la cabeza hacia arriba.
Regula el sistema digestivo, mejora el equilibrio y fortalece las piernas y los brazos.

2La grulla

Ponte de cuclillas, pon las palmas de las manos en el suelo y flexiona ligeramente los brazos. Pon las rodillas lo más cerca de las axilas posible, inclínate hacia adelante y levanta los pies del suelo.
Tonifica los abdominales, estira la espalda y fortalece los brazos y muñecas.

1La bailarina

Dobla la pierna derecha hacia atrás todo lo que puedas y agarra el pie con la mano derecha. Levanta el brazo izquierdo estirado y respira uniformemente. Repite con la otra pierna.
Fortalece las piernas, los tobillos, el abdomen y la espalda. Además, mejora el equilibrio.

Más contenido