Si estás pensando en cambiar de casa o simplemente quieres renovar la habitación de tu hija para que esté más acorde con su edad o sus nuevas aficiones, ten en cuenta estas ideas que proponemos aquí. Estamos seguros de que la sorprenderás, pero recuerda que tampoco está mal que ella participe en el proceso. Puedes empezar por marcar bien los límites desde el principio. Porque, como ya sabes, la vida (y menos aún su habitación) no es sólo de color rosa.