Tenemos más cosas en la cabeza que nunca y con frecuencia surgen despistes que nos complican la vida: olvidamos la lista de la compra, el nombre de una vecina, se nos pasan reuniones… La memoria puede jugarte malas pasadas, pero tranquila, siguiendo estos consejos, obtendrás la solución.

La memoria es como una gran biblioteca

  • Déjate notas para repasar. Solo somos capaces de retener datos durante 18-20 segundos, así las cosas nuevas que aprendas hay que repasarlas durante varios días. Si no los repasamos, la olvidaremos enseguida.
  • Asocia las palabras a imágenes. Un buen ejercicio es ir a la compra sin lista. Trata de visualizar en imágenes aquello que quieres recordar.
  • Practica deporte cuatro horas después de haber adquirido un nuevo conocimiento. el ejercicio físico optimiza el proceso de recuperación de información, aunque únicamente si se realiza cuatro horas después del aprendizaje; nunca inmediatamente después.

Mejorar la memoria puede hacerte escalar socialmente

  • Mantén un estado de ánimo positivo. Las personas con depresión tienen dificultad para concentrarse, aprender o retener nueva información, así como tomar decisiones o planificar.
  • Tener relaciones sexuales con regularidad mejora la memoria. El contacto íntimo estimula el desarrollo del tejido nervioso que crece en el hipocampo, área del cerebro que controla las emociones y los recuerdos.
  • Pon toda tu atención en el presente. La dispersión es enemiga de la memoria. Sinceramente, cuando tenemos interés de verdad en alguien o algo, no lo olvidamos tan fácilmente.

Según la mitología griega, la memoria es la madre de todo el conocimiento

  • Presta interés a lo que ocurre en medio de una conversación. Recordamos con mayor facilidad lo que sucede en primer y último lugar.
  • Fomenta una vida relajada y tranquila. Practica la respiración abdominal durante al menos diez minutos al despertar y justo antes de dormir.
  • Asegúrate de dormir lo que necesitas. Mientras dormimos, el cerebro consolida lo que hemos aprendido durante el día y, además, decide qué recuerdos son importantes para almacenarlos y cuales debe desechar porque no va a usarlos más.

Trucos nutricionales para fortalecer la memoria

  1. Incluye verduras verdes en tu alimentación diaria.
  2. Come arándanos y manzana.
  3. Limita el consumo de azúcar.
  4. Lleva siempre en el bolso almendras y nueces.
  5. El alcohol es perjudicial para la memoria, aunque su consumo sea moderado.