La versión más naif de Penélope Cruz triunfa en Madrid

En su gran noche, Penélope Cruz no defraudó. La actriz acudió al estreno de Dolor y Gloria, la última película de Pedro Almodóvar que protagoniza junto Antonio Banderas, radiante y espectacular, con un maravilloso vestido blanco de Chanel, firma de la que es embajadora, y con el que ha vuelto a hacer un homenaje a Karl Lagerfeld
La actriz sacó su lado más naif, dejó de lado los escotes y las grandes aberturas, y se decantó por un vestido de manga corta con el cuerpo totalmente bordado de pedrería en el mismo tono y falda fluida de gasa. Un estilo nupcial que se está poniendo muy de moda en las alfombras rojas, como ya vimos a Kate Middleton en los pasados Bafta o más recientemente a Amal Clooney en una cena en el Palacio de Buckingham. 
Como complementos, un bolso plata con el clásico acolchado de Chanel, y los pendientes de Atelier Swarovski, firma con la que ella colabora creando su propia colección.

Pe también fue muy comedida en su maquillaje, obra de su maquillador habitual Pablo Iglesias (que también fue el que eligió Marta Ortega para su boda) y recurrió a sus habituales ojos con sombras marrones y los labios naturales. El pelo, con ondas y un semi recogido, adornado con un lazo blanco, el complemento top de esta temporada.
El único toque de color, en un look tan angelical, fueron sus uñas pintadas de intenso rojo.

11Penélope Cruz fue la reina de la alfombra roja en el estreno de Dolor y Gloria

10

9Estaba radiante, con este vestido blanco con el cuerpo bordado, de Chanel

8

7También llevó una cartera plateada de Chanel

6

5Los pendientes eran de Atelier Swarovski

4

3Tanto en el maquillaje como en el pelo optó por la naturalidad

2

1Penélope también se puso un lazo, el complemento imprescindible para el pelo esta temporada