Es una de las actrices más bellas de nuestro país, eso no admite discusión. Y también es una de las más elegantes. Pero como todos los mortales, Paz Vega tiene sus días mejores y peores.  Incluso en el mismo día, puede estar desafortunada por la mañana y perfecta por la noche.
La actriz viajó a su ciudad natal para acudir a la inauguración de la XV edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, donde recibió un premio a su trayectoria profesional de 22 años. Dos fueron los estilismos y con ellos nos dio una de cal y otra de arena.

Por la mañana, para su encuentro con la prensa, optó por un vestido de Temperley London, la firma que desde que Kate Middleton la incluyera en su vestidor, se ha convertido en una de las preferidas de las celebrities de todo el mundo. Pero en esta ocasión, la elección de Paz Vega no fue nada afortunada. El vestido nude con bordados y tul no le favorecía en absoluto y tampoco ayudaba el maquillaje y peinado. Ni los ojos, demasiado marcados, y ni el recogido messy.

Paz Vega con un vestido de Temperley London  (1.495 €) que resultó fallido

La elección del peinado y maquillaje tampoco fue afortunada

Pero tras el fallido look de la mañana, para recoger el premio por la noche en el Teatro Lope de Vega, Paz volvió a la mejor versión que le conocemos en las alfombras rojas. Moderna y elegante a la vez, se decantó por un mono con transparencias, de Carmen March, bordado en rojo y plata. El cinturón y los stilettos, ambos en charol negro, completaban el estilismo 10.
También ganó en esta ocasión el look beauty, con los ojos smoky, los labios nude mate y el recogido con raya al lado y flequillo tapando la frente.

La actriz recogió el premio a toda su trayectoria con un maravilloso mono de Carmen March

También ganó con su maquillaje y su recogido con raya al lado y flequillo