Su estilo es uno de los más imitados y todo lo que se pone suele agotarse en cuestión de días. Paula Echevarría es, sin duda, una de las mujeres más estilosas de nuestro país y sus más de tres millones de seguidores lo saben. Sus trabajos como actriz gustan y en series como Velvet Colección o Gran reserva consigue enamorarnos. Sin embargo, es su faceta de influencer la que hace que nos enganchemos a ella. La astuariana tiende a publicar diariamente sus modelitos y a través de las redes sociales nos enseña qué lleva en cada momento. Su Instagram se ha convertido, por tanto, en una fuente de inspiración fashionista prácticamente inagotable; en una guía de estilo gratuita que poder consultar siempre y cuando necesitemos un buen consejo de moda. Anoche, la actriz más estilosa salía a cenar fuera de casa y lo hacía con un vestido de leopardo de lo más bonito. Una prenda que compartió con todas nosotras y que estamos seguras de que copiaremos en nuestros próximos eventos.

El vestido de leopardo que funciona tanto de día como de noche

El animal print, en intenso color rojo, no podía ser más bonito. Sin embargo, no es lo único que nos enamoró del vestido nada más verlo. Su pronunciado escote en uve, la manga larga llena de volantes y la falda de escote asimétrico son algunos de los detalles que convierten esta prenda en una prenda 360º. O mejor dicho, 365, pues, según se combine, puede llevarse todos los días del año. Con botines y sombrero, se convertirá en el vestido perfecto para un día de otoño; con bolso mini y sandalias de tacón, logrará triunfar hasta altas horas de la madrugada; y con zapatillas y un cinturón, será nuestra prenda todoterreno favorita.

Como es habitual en Paula Echevarría, pues es su firma favorita, el vestido pertenece a la colección de la marca Fetiche Suances; y, aunque costaba 195 euros, ahora tiene una rebaja del 40% y puede ser tuyo por 117 euros. Ella lo decidió combinar con un minibolso de Fendi y unas bonitas sandalias negras de Más34, formando un look más que acertado para el plan que la actriz tenía entre manos: salir a cenar y a tomar algo junto a Miguel Torres y unos amigos. Un perfecto sábado noche y un estilismo también perfecto que, una vez más, nos ha enamorado de lleno. Y es que Paula suele acertar casi siempre.