La celebrity Paris Hilton pasó uno de los peores momentos de su vida cuando salió a la luz un vídeo subido de tono en el que aparecía. Ocurrió en el año 2003 y las consecuencias fueron casi trágicas para la rica heredera, pues salía con su novio Rick Salomon en un hotel de Las Vegas manteniendo relaciones íntimas.

A modo de venganza, tras la ruptura de la pareja, el ex de Paris decidió filtrar estas imágenes e Internet se encargó de distribuirlas por toda la red. Se convirtió en el vídeo más visto de la época,
razón por la que aseguró que se sintió avergonzada, humillada y tratada como una villana. Tan mal lo pasó Paris Hilton que incluso confesó sus deseos de acabar con su vida después de aquel
escándalo.

Ahora está muy centrada en su música y ya ha dejado atrás la mala experiencia provocada por aquellas imágenes, pero ha asegurado que fue una época en la que incluso la gente la trataba mal.
En una entrevista en Los Ángeles Times recuerda que la grabación se hizo sin su consentimiento, y reconoce que: “Sentí que había perdido parte de mi alma y la gente me hablaba de forma cruel y
malvada. Estaba como: ‘no quiero vivir’, porque pensé que me habían quitado algo. Que nunca volvería a ser la misma”.

También aseguró en esta entrevista el maltrato que recibió por parte de la gente: “En aquel entonces la gente actuaba como si yo fuera una mala persona, la villana. Si esto sucediera hoy, el vapuleado
hubiese sido él”, refiriéndose a su ex Rick Salomon, el causante de todo el agravio.

Muy conmovida y emocionada, Paris terminó su entrevista con estas
palabras: “Cuando era niña, siempre admiraba a la Princesa Diana y a mujeres así, a las que respetaba mucho. Sentí que cuando ese hombre hizo pública la cinta, básicamente me quitó eso que
tanto quería para mí porque durante el resto de mi vida la gente me iba a juzgar y a pensar en mí de una manera diferente por un momento privado con alguien en quien yo confiaba y amaba”.