Oysho lanza un nuevo catálogo donde las mujeres curvy son protagonistas

Está claro que la moda evoluciona, y cada vez son más las marcas que buscan introducir a todo tipo de mujeres en sus listas de modelos. En este caso, Oysho apuesta por una nueva colección donde las protagonistas, son las chicas curvy y mujeres con todo tipo de cuerpos.

El body-positive está arrasando con fuerza. Esta corriente consiste en incluir todo tipo de cuerpos y crear nuevos referentes para que las personas se sientan identificadas. Y Oysho, no se ha querido quedar atrás en las tendencias de sus consumidores. La marca low cost deja de lado el canón de belleza perfecto y apuesta por chicas con michelines, celulitis, curvas, y también embarazadas.

La imperfección es el requisito necesario para formar parte de esta nueva campaña. Da igual el tamaño o forma del pecho, las caderas o la barriga, todo tipo de cuerpo es bienvenido en esta colección. En la nueva línea, conocida como Portrait, todas las mujeres pueden ver como sientan diferentes conjuntos de ropa interior en cuerpos variados y distintos a los establecidos por las marcas. Los colores naturales como el tierra, el nude y el marrón son los tonos que protagonizan esta esta línea.

Estampados lenceros o lisos, sujetadores con o son copa, braguitas a conjunto, camisones o pijamas de algodón o satinados son algunas de las prendas que destacan de esta nueva colección. Pero como bien recalca la marca, esta línea se dirige a todas y cada una de las mujeres. Por eso, no se olvida de las embarazadas con algunas prendas como los sujetadores de lactancia, donde Oysho apuesta por el encaje para no renunciar al estilo.

La intención de la marca es representar la diversidad femenina, mostrando cuerpos desde la más absoluta realidad y resaltando la belleza de la mujer.