Tres clases de baile de una hora de duración a la semana son suficientes para perder peso (sin recuperarlo) de manera divertida y tonificar todo tu cuerpo. Súmate a la fiebre del baile y elige el que más te guste. ¡Apunta! Además de divertirte, combatirás el estrés, ejercitarás tu memoria y te pondrás en forma. ¿No sabes bailar? Es sencillo y no te costará aprenderlo.

Bailar es una forma diferente de estar en forma y divertirte al mismo tiempo

Salsa: Se trata de un ritmo caribeño que desde sus inicios en los años 70 no ha parado de ser uno de los bailes más populares para tonificar piernas, glúteos, abdomen y reducir la cadera. Se pueden quemar entre 400 y 480 calorías por hora.

Merengue: Este baile nacido en la República Dominicana es otro gran aliado quemacalorías, ya que trabaja de forma intensa los tríceps y bíceps, por el movimiento intenso de los brazos que se lleva a cabo durante su práctica. En una hora a ritmo medio se puedes llegar a quemar hasta 400 calorías.

Flamenco: El flamenco es otra de las clases de baile con la que podrás adelgazar y tonificar tu cuerpo, eso sí, se requiere mucha fuerza y energía, ya que se ejercita todo el cuerpo, desde los brazos y la espalda hasta los pies. En 60 minutos se queman unas 380 calorías.

Existe una gran variedad de bailes que puedes combinar

Rock and roll: Los movimientos rápidos y los saltos de este baile ayudan a tonificar piernas y brazos, mientras que los giros ayudan a trabajar flancos y abdomen. Perderás alrededor de 420 calorías por cada clase de una hora.

Hip Hop: Este baile implica movimientos enérgicos que favorecen la flexibilidad y el trabajo de todo el cuerpo, especialmente de piernas y brazos. Más de 370 en cada sesión de una hora.

Banghra Bollywood: Incluye muchos saltos por lo que es muy bueno para las manos, los pies, las caderas y las articulaciones. Quemarás más de
400 calorías con cada clase.

Siempre que vayas a bailar, no olvides estirar 5 minutos antes y después de empezar cada clase. Es muy importante para no sufrir lesiones o tirones que puedan perjudicarte.

Abductores

Apoyando bien una pierna en el suelo eleva y estira lateralmente la otra. Intenta acercarte lo más que puedas al pie de la pierna estirada y mantén la postura durante 30 segundos

Isquiotibiales

Flexiona el torso hacia delante a partir de la cintura. Deja que el peso caiga hacia el suelo y lleva las manos hacia los dedos de los pies. Puedes flexionar las piernas ligeramente. Mantente así 15 segundos.

Cintura y espalda

Sentada con las piernas cruzadas, eleva un brazo hacia el lado opuesto del cuerpo, mientras doblas el tronco en la misma dirección del brazo. Mantén esta postura durante 20 segundos en cada lado.