Nieves Álvarez, protagonista de la primera colección femenina de Juan Avellaneda

Nieves Alvarez se convierte en la protagonista absoluta de la primera colección femenina del diseñador de moda, Juan Avellaneda. En el principio fue el esmoquin. Los que conocen a Juan Avellaneda saben que esta prenda, la más sofisticada de las que la etiqueta reserva al hombre, fue su primera obsesión como diseñador, y también el primer reto al que se enfrentó tras fundar su marca en 2015.

12Juan Avellaneda junto a Nieves Álvarez

Nieves Álvarez, su musa

Él mismo reconoce que no era una elección muy original, porque realmente hay algo irresistible en este traje nocturno e impecable que, por ejemplo, constituyó uno de los primeros puntos de contacto entre la alta costura y la etiqueta masculina. De ahí que su primera colección de moda para mujer recupere sus mismas armas: seducción, transgresión intelectual, provocación y lujo. Un diálogo en la frontera del género que tiene como imagen y musa a Nieves Álvarez. No es una elección casual: fue la modelo y presentadora quien, por iniciativa propia, comenzó a encargarle variaciones a medida del esmoquin cuando comenzaba mi trayectoria. En los últimos tiempos, ha convertido esta pieza en un elemento esencial de mi vocabulario estilístico, y su audacia está en el germen de esta colección.

11Saca su lado más sensual en esta colección

10Una propuesta a sus referentes clásicos

En ella, además, propone una nueva mirada sobre sus referentes ya clásicos: la moda de la era disco, lujo sin remordimientos y el lenguaje de la gran moda. Hay en estos diseños una relectura de las fabulosas amazonas que invadieron pasarelas, soirées, pantallas y revistas en los excesivos años ochenta. Mugler, Halston, Gigli, Gaultier, Versace. De ahí sus texturas sedosas, sus bordados barrocos y sus siluetas afiladas como eyeliners. Su primera colección femenina recuerda lo realmente poderoso que había en aquel powerdressing primigenio forjado en noches larguísimas, ambientes equívocos y juergas rutilantes, y que yo contemplaba asombrado en páginas de revistas, libros y vídeos desde niño.

Sin embargo, no hay solo nostalgia, aunque todo lo que diseño tiene que ver, de un modo u otro, con su vida, sus obsesiones, sus flechazos: también una sensibilidad contemporánea que se aplica a cortes, materiales y técnicas. Al fin y al cabo, es a la mujer de hoy a la que se dirijo. Perder el miedo al esmoquin es la primera de muchas batallas ganadas. Os dejamos las imágenes de toda la colección.

9El esmoquin sigue siendo protagonista en esta colección

8Prendas sobrias y un estilo working girl

7La elegancia y la delicadeza también son las estrellas de la colección

6Brocados, bordados, terciopelos… una colección para todos los gustos

5La top model te da la clave para llevarlo de la mejor manera: sin nada debajo

4Un dos piezas perfecto para las fiestas que vienen

3Incluso el emblemático estampado de cuadros está presente

Estas fotografías han sacado la versión más sensual

2¿Todavía no te has enamorado de esta colección?

1También hay vestidos repletos de brillo