Nervios fuera el día de tu boda: claves para que todo salga bien

Seguramente llevas esperando este día desde hace mucho tiempo, igual tenías dudas incluso de que llegara, pero ya está aquí, el que dicen que es el día más importante de tu vida. Como no sabemos si es cierto o no, si habrá otros días más importantes que este, aseguremos que vas a disfrutar de lo lindo y no permitas que nadie te lo estropee.

3No existen los nervios, tu cabeza debe pensar en el fantástico día que te espera

  • No tienes que hacer todo tú. Delega en familiares cercanos o amigas, tu misión es disfrutar y no preocuparte por nada.
  • Eres la protagonista. Así es: no te boicotees a ti misma. Vas a ser el centro de todas las miradas. Estate pendiente de pasarlo bien, no de qué pensarán o dejarán de pensar tus invitados.
  • No te enfades con los comentarios. Tu pareja y tú habéis preparado todo a vuestro gusto, así que es normal que no les guste a todos. Hay tantas opiniones como personas. La que importa es la vuestra.

2Cuando llegue el día, olvida los detalles: céntrate solo en disfrutar de tu boda

  • No preguntes. Intenta que sean los comentarios los que vengan a ti, no vayas tú a ellos.
  • Y si te emocionas, ¿qué?. Eso es parte del ritual y deja la emoción libre, en principio sólo te casas una vez en la vida.
  • Disfruta también de los preparativos. Cada momento es único y especial, pon todos tus sentidos en cada cosa que hagas, desde los preparativos hasta el enlace en sí.
  • Créete tu papel. Disfruta de ser una estrella: cuando te hagan las fotos, cuando hagas el paseíllo entre tus invitados, cuando salgas…

1Levántate a la hora normal y desayuna con calma, así templarás el estrés

  • Advierte a todos de evitar discusiones o encontronazos. Si ves que hay personas que van a coincidir y que no se llevan bien, háblalo con ellos antes, eso te dará más tranquilidad.
  • El novio tiene que tener su papel. Mírale a los ojos, abstráete por unos minutos de todo. Esto garantizará que pases un día estupendo y que exista una unión muy fuerte entre vosotros.
  • Que no te afecte lo que escuches. Aunque se den circunstancias que no te gusten, no hagas ni caso: que otros las resuelvan y que no se conviertan en motivo de conversaciones del viaje de novios.