A los 90 años ha fallecido Andrés Sardá en Barcelona. Ingeniero textil y perteneciente a una familia ligada al mundo textil desde finales del S. XIX, fundó su firma en 1962 y la convirtió en un referente mundial del diseño de lencería y ropa de baño.

Sus creaciones originales y transgresoras, pero siempre elegantes, elevaron la ropa interior a la categoría de lujo. También fue pionero en el uso de algunos de los tejidos revolucionarios en el momento como la fibra de lycra.

Premio Nacional de la Moda en 2015, Sardá cedió en 1998 el testigo de la firma a su hija, Nuria Sardá, actual directora creativa, aunque él siguió como presidente honorífico.

La firma ha traspasado fronteras y conquistado a mujeres tan dispares como Julianne Moore, Carla Bruni o Lady Gaga, fans de sus diseños, tan sexys y provocativos, como elegantes y sofisticados a la vez.

Numerosos familiares y amigos han dado el último adiós al diseñador en Barcelona, hasta donde se ha acercado Nuria Sardá, la directora creativa de la firma.