Llevábamos un tiempo sin ver a Ivanka Trump y ya echábamos de menos sus pulcros estilismos que compiten directamente con los de su madrastra, Melania Trump. Y es que por primera vez podemos hablar de dos primeras damas en Estados Unidos, ambas con mucho poder en la Casa Blanca… Y con mucho estilo.

Hace unos días era la esposa de Donald Trump quien reaparecía en un acto en los jardines de la residencia presidencial con motivo del Día de la Tierra, y ahora es su hija, a quien hemos visto en una reunión de trabajo junto al presidente para tratar las ayudas a los pequeños empresarios en estos tiempos. Ivanka ha cambiado el serio traje de ejecutiva por una opción mucho mas tendencia: el mono.

La asesora del presidente optó por un mono empolvado estilo camisero de manga larga con bolsillos de ojal y pinzas, pantalón palazzo y un cinturón ancho de la misma tela para estilizar todavía más la silueta, de la diseñadora Gabriela Hearst. Lo combinó con unos stilettos en el mismo tono, el truco que siempre debes tener en cuenta para alargar la pierna.

El  mono es una prenda de lo más versátil y cómoda. Con él resuelves el estilismo con una sola pieza sin necesidad de preocuparte por combinar prendas y colores. Ivanka Trump elige la manera más simple de llevarlo, tan solo con unos salones en el mismo tono y sin prácticamente complementos. Ha dejado su melena lisa peinada con raya al medio, y como únicas joyas, dos sencillos colgantes de oro.

Un look perfecto en el que inspirarnos en nuestra vuelta al trabajo, pero también para cualquier ocasión esta primavera. Ya sabes que es una de las prendas de moda, pero también se ha convertido en un básico.