Actriz y apasionada de la moda, Mónica Cruz ha diseñado una colección con Majorica, con fines solidarios. Parte del importe de cada pieza vendida se donará a la Fundación FERO, organización pionera en la financiación de proyectos de investigación en cáncer.
La colección by Mónica Cruz se pondrá a la venta en octubre, y en ella encontramos unas piezas centradas en el vínculo entre mujeres y también en su especial relación con su hija, Antonella.

La fortaleza femenina y su hija le han servido de inspiración para diseñar una colección cápsula de brazaletes y pendientes en los que destacan dos elementos: un corazón y la  perla Majorica. El corazón es el motivo que une estas piezas, una representación del inmenso amor y fuerza que existe entre madres e hijas.

La hermana de Penélope Cruz ha buscado la inspiración en sus fuertes lazos familiares con su madre y su hermana. Una unión que le han servido de referencia para los valores esenciales que inculca a su hija: fortaleza y determinación para seguir los sueños.

Los diseños han partido de un tatuaje con el nombre de su hija. Unos brazaletes con un corazón central, que simboliza el amor y la conexión entre mujeres, y la perla Majorica, símbolo de pureza. Los brazaletes están  disponibles en plata rodiada, dorado y oro rosado.

Siguiendo su pasión por el baile, también ha diseñado unos pendientes con motivo corazón de los que cuelga una cadenita, la cual mece a la perla. Unos pendientes con mucho movimiento, belleza y ternura, que invitan a recordar momentos mágicos entre madres e hijas.