Muchas han sido las celebrities que han aprovechado estas semanas de cuarentena para hacerse un cambio de look. Desde el corte con flequillo de Rosalía, a los tintes rosas que eligieron Lady Gaga o Elle Fanning, entre otras, todas han querido alegrar un poco estos días y el pelo ha sido el mejor de los recursos. En esta lista de atrevidas estábamos echando en falta ya a Miley Cyrus, quien en cuestión de estética nunca nos defrauda.

La cantante todavía sigue confinada en casa con su madre, pero eso no ha sido obstáculo para dar otro nuevo giro a su imagen para mirar directamente a la estética punk de los años 80. Ha sido la madre de la artista, Tish Cyrus quien ha cogido las tijeras, aunque  guiada por la estilista Sally Hershberger a través de una videollamada, para hacerle su nuevo corte pixie mullet punk.

«Miley me envió una foto en busca de inspiración, pero este pixie mullet es completamente diferente a la foto original «, ha asegurado la estilista. La ex de Liam Hemsworth había buscado inspiración en las cantantes Debbie Harry y Lita Ford, estrellas del rock y del puk de la década de los 80.

El otro cambio de Miley Cyrus

El pasado mes de noviembre, la cantante ya se atrevió con el corte estilo mullet, es decir, corto por delante y más largo por detrás. Un paso antes de llegar a este otro más radical, pero también muy fácil de llevar para el verano.

Ese corte también fue obra de su estilista Hershberger, quien entonces aseguraba: “Para conseguir este look atrevido, le corté el pelo y después utilicé una navaja para convertirlo en un shag. Fue un proceso muy orgánico. Para darle estilo, hicimos un secado brusco y luego usé mi bálsamo modelador de cabello de 24K y el aceite seco nutritivo de 24K Golden Touch para terminar con ese aspecto de cabello a capas”.
También confesaba que Miley buscaba algo más punk y atrevido: “Es un look muy a la moda y a la vez muy sencillo, y ambos reflejan la personalidad de Miley”.