La Semana de la Moda de Nueva York presenta sus propuestas para el próximo otoño-invierno con algunas de las grandes tops del momento con Gigi y Bella Hadid o Kaia Gerber y más de una sorpresa sobre la pasarela. El gran momento llegó con el desfile de Marc Jacobs cuando apareció Miley Cyrus para cerrar el show. Con una marcada estética punk, la cantante caminó con mucha seguridad vestida con un ‘bralette’, pantalón sastre, abrigo de cebra en la mano y guantes de cuero por encima del codo, eclipsando a todas las modelos.

No es la primera vez que  Miley Cyrus y Jacobs colaboran juntos. El año ambos crearon una sudadera con fines benéficos con la que querían defender los derechos reproductivos de las mujeres. La cantante se llevó todas las miradas incluso por encima del propio desfile, inspirado en la moda de los años 60 y en el espíritu de Jackie Kennedy, con trajes de chaqueta en tonos pastel y pañuelos en la cabeza, dos de las señas de identidad de la primera dama de EE.UU. y todavía hoy icono indiscutible de moda.