Hay semanas flojitas en cuanto eventos y otras en las que nuestras celebrities favoritas no paran quietas. Esta es una de ellas. Entre estreno y estreno, las famosas no han tenido a penas tiempo para pasar por casa. Lo que nos ha dado muchos modelitos que comentar. Algunos llenos aciertos y otros, no tanto. Las mejor y peor vestidas de esta semana han acudido a muchas premieres y más de un evento.

De Angelina Jolie a Rihanna pasando por Ana de Armas, Begoña VillacísBlanca Suárez, hacemos un repaso a la moda de estos siete días en los que muchas han arriesgado y nos han enamorado y otras, intentando ir a la moda, se han pegado un gran batacazo fashionista.

Vestidos que derrochan sensualidad, estilismos basados en la masculinidad, botas altas que estropean looks medio decentes y errores que no tienen ni pies ni cabeza. Así se podría resumir el ranking de las mejor y peor vestidas de la semana. ¡Qué empiece el show!

LAS MEJOR VESTIDAS

1Angelina Jolie

Para la presentación de Maléfica: Reina del mal en Roma, la protagonista apostó por la elegancia del Hollywood más clásico con este vestido de lentejuelas negras y escote corazón. Muy Angelina, muy acertado.

2Michelle Pfeiffer

En el mismo evento, su compañera de reparto escogió este elegante vestido de terciopelo azul. Sensual y glamuroso, es un estilismo para aplaudir.

3Ana de Armas

El look masculino se lleva y la actriz que se pondrá en la piel de Marilyn Monroe en su biopic lo sabe. Ana de Armas se vistió con este esmoquin tan divertido (chorreras y flor incluidas) para la presentación de Knives Out. No nos puede gustar más verla jugar con la moda.

4Greta Fernández

Lo mismo hizo Greta Fernández en una conocida fiesta en Madrid. La actriz sacó su lado más femenino con este blazer masculino a modo de vestido. Las paradojas de la moda son maravillosas.

5Keira Knightley

Muy lady en su primer photocall después de haber sido madre por segunda vez, la actriz apostó por la tendencia de las mangas abullonadas y el corte midi. Sencillez de 10.

6Blanca Suárez

Para una presentación, Blanca Suárez eligió una minifalda del diseñador italiano Fausto Puglisi. En satén, de lunares blancos sobre fondo negro, y con un detalle que la convertía en la prenda más espectacular: un lazo XXXL en la parte de atrás que hacía las veces de cola. ¡Fantasía total! Menos fantasía era el precio de la prenda, nada menos que 2.100 euros.

LAS PEOR VESTIDAS

7Rihanna

Rihanna menos sacar música, hace cualquier cosa. Después de dejarnos a todas con la boca abierta con su desfile de lencería y enamorarnos con sus productos de maquillaje, la artista ha publicado un libro autobiográfico. Ella, que apuesta siempre por la moda y arriesga, quizás se pasó en esta ocasión. Vestida de leopardo satinado, las botas altas le hacían un flaco favor. Meh.

8Vicky Martín Berrocal

De bota a bota y tiro porque me toca. Un total look en negro es casi imposible convertirlo en un error pero la diseñadora flamenca lo ha conseguido. Esos pantalones anchos metidos dentro de las botas hacen que parezca que va a regar (o a pescar). No es tu mejor outfit, Vicky.

9Sienna Miller

A mí dame un estilismo de estética setentera y me habrás ganado pero, por favor, no lo hagáis como Sienna Miller. La actriz, que combinó los colores de sus botas y vestido de una forma un poco extraña, tampoco entendió muy bien que la gracia de su look era la caída de la falda. Tantos focos de atención que no sabemos a dónde mirar y, al final, acabamos por apartar la vista.

10Verónica Romero

Cuando un look es incorrecto por tantos motivos, a veces, es mejor no dar ninguno. La ex triunfita parece que se empeña en vestir igual que cuando salió de la academia allá por 2002. Verónica, las modas cambian (y menos mal).

11Christina Aguilera

Xtina patina. A la cantante estadounidense parece gustarle el volumen por el volumen y el mundo de las proporciones no quiere entenderlo. Así, evidentemente, ocurren desastres como este.

12Begoña Villacís

Ella es la mejor de las peores vestidas de esta semana pero aún así no se ha podido librar. Aunque los complementos no están mal y el pelo sea probablemente un acierto, a la política no le favorece nada ese vestido. Holgado y con arrugas incomprensibles, la perdemos entre tanta tela.