Cuando creíamos que los duques de Sussex estaban encantados con su vida en contacto con la naturaleza en Vancouver (Canadá), nos han sorprendido con su mudanza a Los Ángeles. El príncipe Harry y Meghan Markle, junto con el pequeño Archie, ya se encuentran en la ciudad californiana, a la que llegaron antes de que Estados Unidos decretara el cierre de sus fronteras con el país vecino por la pandemia del coronavirus.

Realmente este cambio de residencia no ha sido una sorpresa absoluta, porque desde hace semanas se hablaba de que los duques estaban buscando una casa en la ciudad, pero sí la celeridad de la decisión. Los Ángeles es la ciudad natal de Meghan Markle y también donde reside su madre, Doria Ragland. Pero, además, es la meca del cine. Y ese podría ser otro de los motivos del traslado, ya que Meghan parece dispuesta a retomar su trabajo como actriz, que dejó cuando se anunció su compromiso con el nieto de la reina Isabel II. Como primera toma de contacto ya le ha puesto voz a la película de Disney Elephant, que se estrena el 3 de abril.

Nueva vida

El traslado a Los Ángeles supone un cambio radical de vida para los Sussex. Es una ciudad trepidante, pero también donde van a llevar una estilo de vida mucho más relajado y libre que en Inglaterra. Rodeados de las mayores estrellas de Hollywood pueden pasar incluso más desapercibidos, y adaptarse a ese estilo informal, tan característico de la ciudad californiana. Meghan pasó en ella su infancia y adolescencia, tiene amigos desde entonces, y seguro que hará que el príncipe Harry se encuentre como en casa.

Y si hablamos de estilo, ¿qué podemos esperar de la duquesa? Pues desde luego nada de los looks ladys y clásicos que vistió durante su etapa como miembro de la Familia Real inglesa en los actos oficiales. Si algo sabemos es que en Los Ángeles el dress code que se impone para el día a día es la relajación mas absoluta. Vemos a todas las estrellas de Hollywood pasear por sus calles con vaqueros, camisetas, sneakers, shorts, leggings…

Quizás sin llegar a los extremos de las actrices y modelos, el vestuario de la duquesa de Sussex va a cambiar (y mucho). Y aquí hacemos un repaso a esos estilismos que ya le hemos visto en esta etapa anterior y que podrían encajar perfectamente en su nueva vida.

 

1Colores vivos

Los Ángeles es una ciudad con mucha luz, soleada y con una temperatura excelente durante todo el año. Los sencillos vestidos rectos midi, pero de colores vibrantes, se pueden convertir en sus mejores aliados. Perfecto si rescata este de Brandon Maxwell.

2Estilo boho

En la boda de la prima de Harry Celia McCorquodale sacó a relucir un estilo boho hasta entonces desconocido, gracias a este vaporoso vestido estampado en azul, de Oscar de la Renta, que podría reciclar en cualquier momento.

3Vestido camisero

Otra de las prendas de su armario perfecta pasear por Los Ángeles es este vestido camisero azul de Veronica Beard, que estrenó durante el viaje oficial que realizaron los duques por Oceanía, en octubre de 2018 y que luego volvió a lucir en el viaje a Sudáfrica, un año después.

4Vestido playero

Ya estamos deseando ver pasear a los duques de Sussex con su hijo Archie por las playas de Malibú. Y con este vestido largo de tirantes de rayas, de la firma Martin Grant, estaría ideal.

5Los básicos

El vaqueros pittillo negro, la camisa masculina en blanco y el botín negro es una combinación básica, apta para cualquier lugar.

6Vaqueros

Seguro que a partir de ahora veremos a la duquesa de Sussex muchas veces con pantalones vaqueros, y rotos, como se llevan esta temporada. La camisa blanca y las sandalias planas de tiras también se hacen imprescindibles en su nuevo fondo de armario.

7El complemento más californiano

Si hay un complemento con el que asociamos a los estadounidenses es con su gorra de béisbol. Meghan ya la luce junto a sus jeans rotos, sus bailarinas y su parka para acudir a las clases de yoga. En Los Ángeles seguro que se la vemos todavía más.

8Sombrero Panamá

Para acudir a un partido del torneo de Wimbledon en 2018 eligió como accesorio un sombrero Panamá que ahora le será ideal para protegerse del sol californiano. También el pantalón blanco y la camisa de rayas tienen cabida en su nuevo vestidor.

9Las gafas de sol

Las gafas de sol no son el complemento que más utilizan las royals, pero ahora se van a convertir en su accesorio imprescindible.

10Alfombra roja

En la entrega de los premios Australian Geographic Society, en Sidney, durante el  gran tour por Oceanía, en octubre de 2018, estrenó este modelo de Oscar de la Renta con bordados degradados en forma de ave rematado en una voluminosa falda de tul. Su precio era de 11.250 euros. Podría recuperarlo y ser una magnifica elección para su primera alfombra roja en Hollywood.

11Su último acto oficial

Un estilismo con el que seguro que no la vamos a volver a ver en su nueva vida es este. Meghan Markle se despidió por todo lo alto de la Familia Real acudiendo en la Abadía de Westminster el Día de la Commonwealth. Con su vestido capa y tocado verde esmeralda de  Emilia Wickstead, eclipsó al resto de las damas de la familia, pero queda muy alejado de su nueva vida.