EL 18 de mayo del 2018, Meghan Markle y el príncipe Harry se dieron el ‘sí quiero’ en la capilla de St. George, en Windsor. Este enlace fue retransmitido en directo por la cadena BBC, que desde todas las partes del mundo pudieron seguir paso a paso como la pareja contraía matrimonio. Esta retransmisión alcanzó muchos beneficios en su momento (sobre unas 90.000 libras- que se traduce en unos 100.000 euros aproximadamente), unos beneficios que ahora han decidido destinar a una asociación. Concretamente a Feeding Britain, una asociación que recauda dinero para familias sin recursos. Esta asociación está presidida por el arzobismo de Canterbury, que ha fue precisamente el encargado en casa a Meghan Markle y el príncipe Harry en su día.

Meghan Markle y el príncipe Harry vuelven a demostrar su solidaridad

“El duque y la duquesa hablaron con el arzobispo recientemente y se sintieron conmovidos cuando supieron todo lo que Feeding Britain estaba haciendo para apoyar a la gente durante el coronavirus”, ha confesado una fuente cercana a la pareja a la revista de estilo de vida Town & Country (T&C). Y añadió: “Les pareció muy entrañable visitar el supermercado de Birkenhead, por la compasión y la generosidad de todos los que trabajan allí para ayudar a los demás. Por eso están encantados de que ese dinero se destine a una gran causa como esta». 

El dinero, que ha sido destinado a Feeding Britain, tiene como objetivo proporcionar a las familias necesitadas alimentos y comidas calientes en todo el Reino Unido. Un bonito gesto que han tenido los Duques de Sussex con los más vulnerables en sus primeras semanas sin ser miembros senior de la Corona británica e instalados, completamente, en Los Ángeles junto a su hijo Archie.

La vuelta al trabajo de Meghan Markle

Desde Los Ángeles, Meghan Markle ya ha tomado su trabajo. De hecho, no lo ha hecho con buen pie. Meghan se ha convertido en la narradora del nuevo documental que ha estrenado este 3 de abril en la nueva plataforma de Disney+. Se llama ‘Elephant’, y en el cártel que han elegido para anunciar este documental, en el vemos a una cría de elefante, aparece señalado que está narrado por Meghan, la duquesa de Sussex. A pesar de ser una gran noticia, ha levantado muchas críticas este debut como narradora en el mundo cinematográfico, ya que muchos la tildan de «cursi»