Lo mejor y peor (en estilo) de Meghan un año después de su compromiso

Este martes se cumple justo un año en el que Meghan Markle y el príncipe Harry hicieron su compromiso oficial. Tan solo poco más de seis meses después, la pareja se daría el «sí, quiero» en una boda multitudinaria que incluso fue emitida por televisión, poniendo así el punto y final a una relación que se llevaba fraguando años.

11El 27 de noviembre de 2017 hicieron oficial su compromiso

La que fuera actriz de ‘Suits’ llegó a los Windsor prometiendo destronar a la mismísima Kate Middleton (en cuanto a estilismo nos referimos). Y en cierta manera (y en la mayoría de las ocasiones) así ha sido. Sus looks han sido mirados con lupa y en gran cantidad de ocasiones, si coincidían en un acto, han sido examinados como un gran duelo final.

El estilo de Meghan Markle está creado habitualmente a modo de básicos, que tú también puedes tener (en lav ersión low cost) en tu armario. Jerseys de lana, abrigos tartán, faldas midi… todos ellos son las prendas favoritas de Meghan Markle. Habitualmente siempre impecable en cada una de sus apariciones públicas. Pero no vamos a engañarnos, como todo ser humano, también ha tenido algún que otro patinazo.

Eso sí, ha reinventado la Familia Real británica con un estilo mucho más innovadores y transgresor que otros miembros. Kate, por ejemplo, siempre es mucho más recatada en sus looks que Meghan Markle, que se apunta a las tendencias, siendo así una de las royals más copiadas de este último año.

Con motivo del primer aniversario de su compromiso con el príncipe Harry, analizamos sus mejores y peores looks durante este año. ¿Estáis de acuerdo con nosotros?

los mejores estilismos

10Su segundo vestido de novia

Si el primero de Givenchy era fantasía, cuando el 19 de mayo vimos este segundo vestido nos quedamos enamoradas. Se trata de un diseño de Stella McCartney mucho más informal y arriesgado, de una línea minimalista con escote halter y una pequeña cola fluida.

9Cisne negro

Durante su último viaje a Oceanía, el mes pasado, optó para una cena de gala por este increíble vestido de tul que la convirtió en toda una princesa. Se trataba de un diseño de Oscar de la Renta con la falda en tul blanco y bordados de pájaros en negro. Acompañó con salones de Aquazzura.

8Esmoquin

¿Qué royal se atreve a lucir un esmoquin en su primera aparición pública por la noche? Pues sí, Meghan Markle estaba radiante con este de Stella McCartney.

7Estilo navy

Nos encanta este vestido de inspiración retro y de estilo navy, con botones y cinturón, de Altuzarra. Lo combinó con una perfecto en negro y salones.

6A todo color

No es muy dada a utilizar colores llamativos. Pero la verdad es que es un grave error, porque le sientan como un guante. Se trata de un vestido minimalista de Brandon Maxwell, que combinó con salones en nude.

Los peores estilismos

5Efecto contrario

A pesar de que nos encantan cada una de las prendas, las botas altas y el abrigo por debajo de la rodilla hace un efecto de parecer más bajita de lo que realmente es.

4Demasiado sobria

En ocasiones apuesta por estilismos demasiado sobrios y muy oscuros. Nos gusta más cuando añade un toque de color.

3Un vestido que le está grande

Este Oscar de la Renta de fondo blanco con flores azules fue de lo más criticado porque le quedaba un pelin grande. Ha sido uno de los errores más criticados de la duquesa de Sussex.

2No fue su mejor día

A pesar de que no tenemos nada que decir del diseño que lució en el bautizo del príncipe Louis, tampoco fue de lo más acertados que ha tenido durante este año.

1Demasiado ajustada

Aunque a simple vista, parece que va perfecta, hay un error en su estilismo. En ocasiones va tan ceñida, que incluso hace que se le marque el sujetador, dándole una forma al pecho poco atractiva.