Máxima de Holanda ha sido la primera royal en mostrarnos que el verano ya está aquí. Desde el colorista abrigo al vestido estampado patchwork, los últimos looks de la reina son todo un chute de alegría y optimismo. Su último acto invitaba más que ninguno a soñar con esos días de playa y vacaciones que cada día están más cerca, ya que viajó a Texel, la más grande de las islas Frisias de los Países Bajos, para apoyar el turismo, una de las principales fuentes de ingresos del lugar y que ha caído considerablemente debido a la crisis sanitaria. Texel es conocida por sus playas fantásticas y las maravillosas reservas naturales y, con su visita, la Familia Real holandesa ha querido dejar constancia de su apoyo a todos los colectivos que se están viendo afectados por los efectos de la pandemia.

Tan cercana y natural como siempre, la Reina paseó por la localidad, estuvo en la playa, se tomó un desayuno en uno de los locales y charló con los vecinos que se acercaron a saludarla. La ocasión lo requería y Máxima recurrió a un look vibrante y lleno de energía, con el naranja como protagonista. Un tono con el que no todo el mundo se atreve, pero que este verano es uno de los protagonistas.

La Reina lució una camisa amplia estilo kimono naranja y una pantalón culotte en ese mismo tono y blanco con doble en el bajo. Juvenil y elegante a la vez. Los complementos, que son muchas veces la clave de sus looks fueron en esta ocasión perfectos pero no demasiado llamativos. Eligió unas sandalias de tacón ancho de ante marrón, a juego con su cartera; una pashmina, que llevaba en la mano; gafas redondas de sol XXL y unos pendientes largos de bolitas en rojo.
Y una vez mas Máxima de Holanda deja patente que en estos tiempos complicados un estilismo con un plus de color también es una buena fórmula para levantar el ánimo e infundir optimismo.

1Apoyando el turismo

La Reina holandesa viajó a Texel, la más grade de las islas Frisias de los Países Bajos, para apoyar el turismo, una de las principales fuentes de ingresos del lugar y que ha caído considerablemente debido a la crisis sanitaria.

2En la playa

La isla es famosa por sus maravillosas playas, por las que Máxima paseó con un estupendo look llenó de color y energía, con el naranja, uno de los colores de este verano, como protagonista.

3Camisa y pantalón

La Reina lució una camisa amplia estilo kimono naranja y una pantalón culotte en ese mismo tono y blanco con doble en el bajo. Un conjunto juvenil y fresco, pero a la vez elegante. En la mano llevaba una pashmina marrón, el complemento ideal para protegerse de la brisa.

4Zapatos

Siguiendo la moda, optó por unas sandalias de ante marrón de una tira y tacón ancho.

5Cartera

Completó su estilismo con una cartera, también de ante marrón, y su inseparable reloj Tank de Cartier.

6Pendientes

Muy fan tanto de las joyas como de la bisutería llamativa, en esta ocasión lució unos pendientes largos de bolitas rojas.

7Gafas de sol

También se ha apuntado a la moda de las gafas redondas, en su caso de carey tamaño XXL.

8Desayuno royal

La Reina disfrutó de un pequeño desayuno en uno de los locales a pie de playa.