Máxima de Holanda mantiene el misma figura de hace 12 años… Te decimos por qué

Como todas las mortales, royals incluidas, Máxima de Holanda también saca del armario prendas de varias (en este caso muchas) temporadas atrás. En su último acto, en la inauguración de una escuela de programación en Ámsterdam, nos volvió a deleitar con uno de esos looks que tanto le gustan, y nos gustan, donde los complementos cobran un protagonismo especial.

Pero en esta ocasión nos fijamos más en su vestido, un diseño de silueta lápiz en tono mostaza de lino con bordados de pedrería en la zona de la cadera, firmado por Oscar de la Renta.
¿Y qué tenía de especial el modelo? Pues que ya lo había llevado en 2007 en una visita a su Argentina natal, aunque en ese momento con un estilo más informal. Y con este vestido la reina holandesa nos demuestra que su silueta no ha cambiado nada a lo largo de este tiempo.
Además, el diseño es un perfecto fondo de armario que no pasa de moda y resuelve cualquier estilismo de verano, tanto los más formales, como los casual, dependiendo de los complementos.

12Máxima de Holanda, con un vestido mostaza de Oscar de la Renta

11Un modelo de línea lápiz, enmarcando su figura

10El vestido tiene un original bordado de piedras en la cadera

9La Reina ya lo  llevó en una visita a Argentina, en 2007

Fiel a su estilo, Máxima combinó perfectamente el vestido con todo tipo de complementos en tono marrón, comenzando por la gran pamela, del diseñador belga  Fabienne Delvigne. También llevó una cartera y salones en ante, y guantes de piel. En cuanto a las joyas, en esta ocasión fue más moderada y solo lució unas pulseras y unos pendientes de madera, más sobrios de lo habitual.

8La reina holandesa no se olvidó de los complementos

7Lució una gran pamela de rafia con cinta marrón, de Fabienne Delvigne

6

5Su cartera de ante y guantes de piel

4Y los salones, también de ante

3

2Lució unos pendientes de madera, más sobrios de lo habitual

1Máxima de Holanda recurrió a un maquillaje muy natural