Máxima de Holanda, del exceso a la reina de la sobriedad

Cada vez que la vemos nos alegra la vista con sus looks siempre coloristas, sus estampados llamativos y sus complementos excesivos con joyas XXL y sombreros o tocados de lo más original. Pero en su último acto, para acudir a un acto sobre desarrollo en La Haya, Máxima de Holanda dejó atrás su habitual estilo para construir un look de lo más sobrio.

Leer más: Máxima de Holanda, de viaje oficial a Inglaterra. Los looks que muestran que es la reina más extravagante

La reina holandesa eligió un conjunto de pantalón y top a juego con la capa, en azul. Pero tratándose de Máxima ya sabemos que no puede evitar algún brillo o destello por mínimo que sea, y en esta ocasión fue en los bordados de cristal y pedrería que llevaba su top en la parte de abajo. También los salones, que combinaban el  plateado con el vinilo, son un sello inconfundible de la casa.

Realmente preferimos a la Máxima excesiva y con un punto extravagante, que aunque en ocasiones se pase un poco y no resulte la más elegante, siempre es una agradable sorpresa para la vista. Pero la reina tiene perfectamente controlado el protocolo, y en esta ocasión tocaba dejar las estridencias en palacio y sacar del vestidor el look más clásico.

8Máxima de Holanda acudió en La Haya a una conferencia sobre desarrollo

7Su conjunto de pantalón, top y capa azul sorprendió por su sobriedad

6Aunque, fiel a su estilo, no se olvidó de los bordados de pedrería en el top

5

4Los zapatos eran de vinilo y plata

3Lució unos pendientes discretos y su melena muy natural

 

2Un solo anillo (pero un impresionante solitario de diamante)

1Máxima de Holanda se olvido por un día del color y las extravagancias