Aunque es la reina del exceso, en sus últimos looks hemos visto a una Máxima de Holanda más sobria y minimalista. El último ejemplo ha sido para asistir a una conferencia sobre salud mental y apoyo psicosocial que tuvo lugar en el Royal Tropical Institute de Amsterdam, donde la vimos con un look monocolor en camel (uno de los tonos indiscutibles de esta temporada).

Máxima eligió un pantalón palazzo y un top ligeramente drapeado de escote barco y manga francesa que estilizaba su figura. Para hacer todavía más visible ese efecto lo acompañó de unos stilettos en el mismo tono. Una cartera de print de serpiente, también en beige, completaba el look.

El estilismo ya era perfecto, pero la reina holandesa le puso ese toque personal para hacerlo todavía más ganador. Máxima tiene uno de los mejores joyeros de la realeza, pero también espectaculares piezas de bisutería, como el broche que lució en esta ocasión. Un gran broche en forma de flor salpicado de piedras amarillas y azules, a juego con los pendientes.

Nadie sabe lucir como la esposa de Guillermo de Holanda esas grandes joyas, incluso en los actos de día, y que resulten tan adecuadas.

 

1Máxima de Holanda, fan del monocolor

La reina holandesa eligió para acudir a una conferencia sobre salud mental en Amsterdam un look monocolor en camel, una de las grandes tendencias de la temporada.

2Estilizando su figura

Máxima lució un pantalón palazzo con un top de escote barco y manga francesa que estilizaba su figura.

3Su personal toque

En un look tan sobrio, Máxima le puso su personal toque con un gran broche.

4El broche

En forma de flor y con piedras azules y amarillas, esta pieza hace ganador cualquier look.

5Siempre natural

Máxima de Holanda muestra su imagen más natural en los actos públicos. Una vez más eligió un maquillaje muy suave y un recogido.