Máxima de Holanda, las dos caras de la reina en su viaje a Alemania

Es alabada por su naturalidad, cercanía y simpatía, y en su forma de vestir también nos gusta su atrevimiento y el punto de extravagancia y exceso que le pone a algunos de sus estilismos. En su viaje oficial a Alemania, Máxima de Holanda está mostrando sus dos caras como reina, por un lado, la que la convierte en la más royal de todas sus «colegas» con sus joyas y espectaculares tocados, y por otra, la que se atreve con tendencias y estilismos mucho más modernos.

10Máxima de Holanda es la reina de los extremos

Hemos visto a Máxima de Holanda con un vestido de flores (una de las tendencias que también llevan otras royals como la reina Letizia o Kate Middleton) combinado con unas originales sandalias denim. También con un vestido de volantes con lunares multicolor, que le daba un aspecto de lo más juvenil.
Pero Máxima también ha sacado esos estilismos que la convierten en la más royal de todas las royals, como cuando luce los trajes de  Jan Taminiau o Natan, dos de sus diseñadores favoritos. En Alemania fue fiel a esos exagerados sombreros y pamelas y a las estupendas joyas (la casa real Orange tiene el mejor joyero de toda la realeza), con las que siempre marca la diferencia.

9Máxima se ha apuntado a la moda de los vestidos de flores

8Lo combinó con unas originales sandalias denim

7También lució un vestido de volantes multicolor con stilettos

6Un diseño muy juvenil, con unos pendientes de fantasía

5Pero en el viaje la vimos con otros estilismos muy royals

4Volvió a las grandes pamelas, uno de sus complementos favoritos

3La reina holandesa es una especialista combinando estilos

2Las perlas están entre sus joyas preferidas

1Guillermo y Máxima de Holanda están de viaje oficial en Alemania