Máxima de Holanda es de las pocas royals que estos días de confinamiento, debido a la pandemia de coronavirus, continúa con su agenda fuera de palacio. En su último acto realizó una visita a voluntarios de la Cruz Roja, en Loenen, para apoyar el trabajo que están realizando con las personas mayores y los colectivos más vulnerables, los más afectados por este virus. Si hace solo cuatro días la veíamos en una visita a unos horticultores en Honselersdijk con un perfecto traje de chaqueta, ahora ha sido su capa la que ha hecho destacar su look.

La reina holandesa optó por un estilismo sobrio, pero muy lady a la vez, con una falda negra midi y una camisa blanca. Aunque el toque diferente, ese que tanto le gusta poner en todos sus estilismos, fue la capa de pata de gallo en tonos marrones. Esta prenda ha sido una de las grandes tendencias del pasado invierno, pero a la vez resulta ideal para estos días de entretiempo en los que hemos dejado el frío intenso, pero todavía necesitamos una prenda de semi abrigo.

Para los complementos se decantó por el negro. Unas botas de piel arrugadas de tacón ancho, el bolso de mano con el asa de bambú y los guantes de piel, le daban un toque de lo más chic al conjunto.

Aunque ya sabemos que a Máxima le gustan las grandes joyas (las espectaculares del joyero real para las grandes ocasiones, y la llamativa bisutería en su día a día) en esta ocasión se decantó por unos pendientes con una gran perla, que encajaban a la perfección con el estilo de su look.
Tanto el lugar como el acto requerían una sobriedad que la Reina ha sabido llevar, pero sin perder nada de su elegancia.

El apoyo de Máxima de Holanda

Al igual que el resto del mundo, Holanda también está sufriendo duramente con la pandemia de coronavirus, con 864 muertos y más de 10.000 contagiados. La presencia de Máxima durante estos días en diferentes actos no hace más que mostrar el apoyo total de la Casa Real, tanto a los que luchan para combatir la pandemia, como a los colectivos que se ven más afectados por la enfermedad y a los que están sufriendo las consecuencias económicas.
Si la Reina siempre ha mostrado su cercanía con la gente, en esta situación todavía más.