¿Es lícito aprovechar una crisis sanitaria global como la actual para sacar rendimiento a tu negocio? Inteligente, a nivel empresarial, desde luego que sí. Responsable, a nivel moral, quizás no lo tengamos tan claro. El Covid-19 ha hecho que muchos países, entre ellos España, declare el Estado de alarma. Una medida que pretende reducir el número de contagios por el virus y así, disminuir el número de pacientes en hospitales. Actualmente los servicios sanitarios están colapsados y los profesionales de la salud trabajando a diestro y siniestro, casi sin recursos y con escasez de mascarillas, para acabar cuanto antes con esta delicada situación. En medio de este caos sanitario, son muchas las marcas que han decidido crear y comercializar mascarillas de lujo. Una forma de explotar el negocio del coronavirus que muy probablemente le genere beneficios económicos a las firmas pero que nos ha sorprendido. Y mucho.

Según la Organización Mundial de la Salud, solo deben llevar mascarilla aquellas personas que presentan síntomas respiratorios (tos, estornudos, carraspeo…) para evitar contagiar al resto además de todas los cuidadores o profesionales sanitarios. Sin embargo, y a pesar de este comunicado oficial, la alarma colectiva comenzó mucho antes de que se decretara el Estado de alarma por parte del gobierno. Solo en febrero, la demanda de mascarillas aumentó un 8.000% respecto al mismo mes en 2019. ¡8.000%! Una cifra que, trasladada al mundo empresarial, se traduce en ingresos.

Renombradas marcas internacionales como Fendi, Gucci, Off-White o Louis Vuitton han sacado lujosas versiones de la tradicional mascarilla. Españolas como Eduardo Navarrete o La Condesa también han hecho lo mismo, aunque con motivos o precios mucho más justificados. Son muchas las firmas que han visto la situación actual como una oportunidad de negocio. ¿Oportunistas o visionarios? El debate está abierto.

1Fendi

Actualmente está agotada en casi todas las partes del mundo. Estampada con el print más característico de la marca, su precio roza los 200€.

2Eduardo Navarrete

Elaborada en neopreno estampado estilo patch work y con forro en punto de algodón ecológico, esta mascarilla Made in Spain tiene un precio de 10€.

 

3Louis Vuitton

Cuesta 85 dólares y su estampado es muy diferente a lo que nos tiene acostumbrado la marca. Sin duda, vienen nuevos tiempos para todos.

4La Condesa

La marca española La Condesa, al contrario que el resto de firmas, no ha comercializado su mascarilla. La elaboró para sus trabajadores al darse cuenta de la escasez de material sanitario. «No hay mascarillas así que, aunque ésto que nos hemos hecho sanitariamente no sirve para mucho, al menos verán que hemos hecho lo que hemos podido», escribían en su cuenta de Instagram.

5Off-White

La marca más urbana de Italia ha sacado varios modelos para que su clientela pueda elegir. Eso sí, todas al mismo precio. Aunque las existencias escasean, todas superan los 70€.

6Off-White

En blanco con detalles en rosa, roja con llamativo texto o en negra, como esta, la firma de streetwear no ha perdido el tiempo.

7Urban Outfitters

Está agotada pero en su web sigue apareciendo. Esta mascarilla se incluyó en una colección especial de los Rolling Stones.