La pasión por la moda de Marta Sánchez es indiscutible y lo demuestra tanto dentro como fuera del escenario. La cantante sigue las tendencias, incluso las más atrevidas, y sabe manejarlas a la perfección. Tras pasar el confinamiento en Canarias junto a su novio, el empresario Federico León, ahora ya está de vuelta en Madrid y durante un paseo la vimos con uno de sus estilismos que definen perfectamente su estilo.

La cantante eligió un mini vestido de silueta wrap con manga farol en negro y rojo, una de esas prendas que se convierten en indispensables para el verano. El vestido nos ha encantado, pero Marta lo ha convertido todavía más especial gracias a los complementos que eligió. Muy marcados, pero tendencia total. Desde las botas de estilo cowboy al original bolso.

La tendencia de las botas cowboy no entiende de temporadas, ni estaciones. Pasan de los looks de invierno a los de verano con la misma facilidad, y la combinación que hace Marta Sánchez, con el minivestido es una de las más vistas. Las de la cantante son unos botines de tacón ancho y detalles de strass.

El detalle más llamativo de su estilismo, y también el más divertido, fue su bolso de cadena bordado con abalorios en negro y con un gran corazón rojo en relieve, de la firma Castellana Lane, que la diseñadora Ana Cortés creo en exclusiva para ella con motivo de la canción «Un mismo corazón», que Marta compuso en plena pandemia de coronavirus para recaudar fondos destinados a comprar material sanitario a través de la Fundación Starlite.

Las inseparables gafas de sol completaron este look perfecto para el primer paseo de la cantante en esta nueva normalidad que hemos comenzado a vivir. Y el resultado es un look urbano muy tendencia, pero a la vez ya  todo un clásico del street style, que nos encanta.