Este tipo de maquillaje está elaborado con ceras finas y polvos micronizados que se fijan sobre la piel y consiguen crear una película uniforme compatible con el agua.

Existen productos específicos llamados bifásicos, que se basan en la mezcla de agua y aceite. Antes de usarlo, deberás agitar bien el producto para que se mezclen ambas partes.

También puedes optar por ellos a diario para eliminar los restos difíciles de máscara de pestañas o eyeliner, ya que contienen elementos hidrófobos, es decir que no se disuelven en agua.